www.nexotur.com

Competencia cuestiona la reforma ferroviaria del Gobierno y asegura que ‘es indeterminada’ en algunos aspectos

Aboga por una ‘profunda revisión’ de la normativa para que sea posible ‘una liberalización efectiva’

viernes 14 de septiembre de 2012, 01:00h

Competencia ve lagunas en la reforma ferroviaria del Gobierno. Aunque valora positivamente "la voluntad liberalizadora", tiene "reservas" sobre el contenidol documento y valora negativamente que "no aborde elementos regulatorios de calado" para lograr una liberalización efectiva.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) muestra su desacuerdo con determinados aspectos de la reforma para la liberalización del transporte ferroviario en la que trabaja el Gobierno. "Sin perjuicio a la valoración positiva de la voluntad liberalizadora", el organismo subraya una serie de "reservas" en relación al documento elaborado por el Ministerio de Fomento.

En primer lugar, denuncia que "como viene siendo crecientemente recurrente, de nuevo se acomete una reforma legislativa de manera expeditiva y parcial" sobre un sector "cuya regulación necesita una profunda revisión que haga verdaderamente posible la potenciación de la competencia efectiva". Así, considera que el contenido de la reforma es "claramente indeterminado" en aspectos "cruciales para el futuro funcionamiento" y que "tampoco aborda otros elementos regulatorios de calado para que la introducción de competencia y la liberalización sean efectivas".

A juicio de CNC, entre las carencias de la regulación planteada por el Gobierno, está que "la actual estructura de cánones" supone una "barrera de entrada y expansión". Además, reclama una "reducción de las dificultades existentes en el acceso al mercado" y aboga por "la eliminación de las ventajas de Renfe sobre los demás operadores".

En este sentido, advierte que Renfe disfruta de la llamada cláusula del abuelo, mediante la cual este operador, en un entorno liberalizado, "seguirá manteniendo el derecho a explotar la capacidad de red que utilice efectivamente en el momento en que tal liberalización tenga lugar". Asimismo, asegura que aún persisten normas que "seguirán beneficiando discriminatoriamente a Renfe (o a su heredera)". Frente a este tipo de situaciones, CNC considera que "lo verdaderamente favorecedor de la competencia" sería que existiesen los mismos términos y cauces para todos los operadores.

Desaparición de Renfe como sociedad matriz

En su informe, el organismo que preside Joaquín García-Bernaldo de Quirós también considera que Renfe debería desaparecer como sociedad matriz una vez que concluya su prevista reestructuración en cuatro sociedades filiales, cuyo capital recomienda abrir a la entrada de socios privados que cuenten con capacidad de gestión".  Estos socios privados deberían además ser distintos para cada una de las sociedades en las que la operadora pública segregará sus distintos negocios (viajeros, mercancías, talleres y alquiler de trenes), "para evitar intereses cruzados".

De este modo, la CNC ve "insuficiente" la segregación en filiales de Renfe que propone la ley, por lo que estima necesario garantizar que cada una de ellas sean independientes no solo "formalmente, sino también contable y funcional". Además, con sus propuestas, Competencia busca también "eliminar" el "problema" que, a su juicio, plantea la vinculación de Renfe con el Ministerio de Fomento, actual regulador del sector.