www.nexotur.com

Unite: ‘La compra de Air Europa afectará al empleo’

El sindicato ha escrito una carta al Gobierno español avisando de ciertos inconvenientes

jueves 30 de julio de 2020, 07:00h
Gran impacto a los consumidores.
Ampliar
Gran impacto a los consumidores.
El sindicato británico Unite alerta de que la compra de Air Europa por parte de International Airlines Group (IAG) tendría graves consecuencias para los empleos y los consumidores en España. Así se lo ha transmitido al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y a varios ministros del Ejecutivo español, a través de un comunicado. Además, ha solicitado que utilicen su influencia con IAG para que "no se pisoteen los derechos de 30.000 trabajadores en Reino Unido".

Avisan que si Air Europa pasa a ser de IAG, ésta tendría el monopolio desde y hacia España

"Serían malas noticias para los empleos, que no estarán garantizados bajo una IAG que está tomando una postura cada vez más agresiva contra sus trabajadores" explica la directora ejecutiva de Unite, Sharon Graham. Asimismo, cree que "también sería un acuerdo terrible para los consumidores, porque si Air Europa pasa a ser de IAG, ésta tendría el monopolio de vuelos desde y hacia España, lo que significa que no tendrán necesidad de tener tantos vuelos y podrían subir los precios, ya que los consumidores tendrán menos oferta".

De igual manera, Unite también ha recomendado a los ministros que no entreguen dinero de los españoles a Iberia/IAG sin pedir nada a cambio. "IAG no es una compañía española, solo el 3% de su accionariado está en manos españolas", refleja la carta. "Vuestro dinero iría a parar a una compañía cuyas grandes inversiones están controladas por la familia real catarí y por grandes fondos de inversión estadounidenses", añaden desde el sindicato.


El sindicato ya alertó del peligro

Como publicó NEXOTUR, Unite ya alertó del peligro de esta operación en un informe entregado a la Dirección General de Competencia de la Unión Europea, donde señalan que "iría en detrimento de los ciudadanos", ya que estos "no podrán elegir la mejor oferta entre diferentes operadores", lo que provocaría problemas de competencia. Tanto es así, que aseguran que "podría reducir la disponibilidad de vuelos y aumentar los precios de los billetes". Además, explicaban que fortalecería la posición de mercado de International Airlines Group (IAG) en España, "erradicaría la competencia efectiva en un número elevado de rutas domésticas en España, y dominaría numerosas rutas entre Madrid y Latinoamérica".