www.nexotur.com

EN 2001 REPRESENTABA EL 50% DE LAS ENTRADAS

La proporción de turistas que contrata un ‘paquete’ para visitar España cae hasta el 30% tras dos años de subidas

A pesar de reducir su peso, la llegada de esta tipología de turistas aumenta en 2013 por cuarto año

jueves 27 de febrero de 2014, 01:00h
Tres de cada diez turistas contratan un viaje combinado.
Tres de cada diez turistas contratan un viaje combinado.

La proporción de turistas extranjeros que llegan a España con un ‘paquete’ turístico retrocede en 2013 después de experimentar sendos repuntes en 2011 y 2012. Aunque evoluciona de forma positiva, con una tasa interanual del 2,9%, el mayor crecimiento registrado en el resto de entradas provoca que su peso pase del 31% registrado en 2012 al 30,1% en 2013.

El viaje combinado reduce su peso en el destino España, aunque sigue creciendo su uso en comparación con años anteriores. Según los datos del Instituto de Estudios Turísticos (IET), 18,2 millones de turistas internacionales utilizaron esta forma de organización en 2013, lo que supone un avance interanual del 2,9%, el cuarto consecutivo. No obstante, el mayor crecimiento del resto de tipologías de viajes (+6,8%) provoca que la proporción de extranjeros que visitan España con un ‘paquete’ turístico pase del 31% de 2012 al 30,1% en 2013.

De este modo, en 2013 se ha puesto fin a dos años de aumentos del peso de esta forma de organización. La mejor evolución del ‘paquete’ turístico corresponde a 2011, cuando tuvo un claro impacto la primavera árabe, puesto que el perfil del turista que se vio afectado por la inestabilidad de determinados países del norte de África suele optar por esta clase de viajes. Así, en dicho ejercicio el uso del viaje combinado experimentó un notable aumento cercano al 12%, con algo más de 17,2 millones de turistas (el 30,7% del total, frente al 29,3% del año anterior). Del mismo modo, en 2012 se produjo un nuevo repunte interanual del 3,6%, con casi 17,9 millones de turistas con un ‘paquete’, el 31% del total.

A diferencia de lo sucedido en 2011 y 2012, la serie histórica del IET pone en evidencia la pérdida de peso del viaje organizado, en cuyo uso han influido negativamente el auge de las low cost y el aumento de la contratación  a través de Internet, así como el impacto de la crisis económica en el consumo de viajes a partir de 2008. Sirva como ejemplo que en el año 2001, el primero en el que se analiza el comportamiento de esta forma de organización, el ‘paquete’ representaba el 50% de las entradas de turistas extranjeros, superando los 23,5 millones.

Mayor gasto diario pese a los efectos de la crisis

Por su parte, el gasto asociado a los turistas que contratan un viaje combinado sigue aumentando su peso en 2013. En concreto, de los 59.082 millones desembolsados por los viajeros internacionales en 2013, el 33% (19.479 millones) corresponde a esta tipología de visitantes. Se trata del  tercer año en el que el porcentaje del gasto de esta clase de turistas registra una evolución favorable.

Al igual que en el caso de las entradas, la tasa más positiva corresponde a 2011, en el que la aportación de los viajeros con ‘paquete’ subió dos puntos porcentuales, situándose en el 32,4%. En dicho año se superaron los 17.057 millones de euros, un 14,1% más que en 2010. Mientras tanto, en 2012 los turistas con un viaje organizado desembolsaron un total de 18.297,3 millones de euros (32,9% del total), un 7,2% más que en el año anterior.

Analizando en profundidad el gasto de los turistas internacionales, llama la atención la mayor aportación de aquellos que contratan un viaje combinado. En 2013 el desembolso diario de éstos se sitúa en 141 euros (frente a los 98 del resto), creciendo un 3,5% respecto a 2012, mientras que el realizado por visitante asciende a 1.143 (frente a los 910 del resto), un 4,1% más. Cabe destacar que, a pesar de los efectos de la crisis económica, el gasto diario de los turistas con ‘paquete’ se ha incrementado en los cuatro últimos años pasando de los 116,5 euros de 2009 a los 141 actuales. Por su parte, el desembolso por turista acumula tan sólo años de subidas.