www.nexotur.com

ES LA FUERZA DE LA UNIDAD

CEAV y CEHAT, paradigmas asociativos

El ‘argumento’ de IATA de que el ‘default’ de Orizonia justifica el endurecimiento de los requisitos es inadmisible   

lunes 06 de mayo de 2013, 01:00h

CEAV y CEHAT son paradigmas del Asociacionismo en los grandes Sectores del Turismo. Al nutrido catálogo de logros de CEAV se suma el frente abierto con IATA a cuenta del intento de implantar el pago semanal, endureciendo aún más las condiciones que las aerolíneas imponen a las minoristas.

Resulta inaceptable que IATA-España esgrima el default (impago) de Orizonia, para justificar sus exigencias a las agencias cuando —pese a que la crítica situación del grupo era vox populi—, cuando el BSP no exigía avales ni a Vibo ni a Iberojet, a diferencia de la totalidad de las agencias independientes. Una paradoja que ya ocurrió con la quiebra de Terminal A, un consolidador en Internet, ajeno a las agencias de viajes, cuyo riesgo era bien conocido por el BSP, pese a lo cual utilizó su default para aumentar sus exigencias al Sector.

Por su parte, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (cuyas siglas, CEHAT, presentan cierta identidad fonética con CEAV), ha ganado otra batalla en su eterna guerra en defensa de los intereses generales de sus empresarios, los hoteleros: los Ayuntamientos reducirán en casi un tercio el pago del impuesto de actividades económicas (IAE) por la superficie declarada de los inmuebles de los hoteles, lo que supondrá un ahorro medio de 70.000 euros anuales por cada establecimiento.

El reconocimiento por ley de Hacienda en el contencioso que CEHAT mantenía contra este tributo de titularidad municipal —pero regulado, afortunadamente, por una norma estatal—, afecta muy especialmente a infraestructura congresual y centros de convenciones.

Son sólo los dos últimos ejemplos de la importancia que para los sectores turísticos tienen sus grandes Organizaciones empresariales, actuando como activos lobbies dedicados a la defensa de los intereses generales de sus respectivos sectores.  

El triunfo de CEHAT, al igual que los numerosos logros de CEAV, constituye la enésima demostración de la palpable rentabilidad que el Asociacionismo empresarial reporta al Sector. Consecuciones cuyos beneficios para las empresas son tan reales como contantes y sonantes —en casos como el BSP o el IAE—pese a quienes desdeñan la importancia del movimiento asociativo. Desdén del que suelen hacer gala, contra toda lógica, quienes poco o nada hacen o aportan a la Asociaciones empresariales, aunque también se beneficien de estos logros que afectan a todo el Sector. Sin olvidar a aquellos que prefieren que la representación y el lobby sectorial esté al servicio sólo de una élite de grandes corporaciones, de la que ellos forman parte.

Nunca como ahora se hace tan evidente la necesidad de que los agentes de viajes (al igual que los hoteleros) tomen conciencia de contar con un Asociacionismo fuerte y unido, que proteja los legítimos intereses del Sector, y del que CEAV es un excelente exponente.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.