www.nexotur.com

La FEHR insiste en que, si no se aceptan sus objecciones a la Ley del Tabaco, el Sector de la Hostelería sufrirá ‘graves daños’

La Federación defiende que sus propuestas configurarían una norma similar a la de 24 de los 27 países de la UE

miércoles 20 de octubre de 2010, 01:00h

La FEHR, como principal representante del Sector de la Hostelería, ha presentado en la sede de la CEOE las propuestas que ha enviado a los grupos parlamentarios para "encauzar la modificación de la Ley Antitabaco", en línea con lo que han hecho "24 de los 27 países de la UE".

El presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José María Rubio y los presidentes de CEPYME, Jesús Gatell; la Asociación de Cadenas de Restauración, Bernardo Rodilla; el secretario general de CEHAT, Ramón Estalella, y el representante del Ocio Nocturno, Dionisio Lara, han presentado sus proposiciones, que ya se dieron a conocer en septiembre en la Comisión de Sanidad del Congreso y que se dividen en dos.

La primera de ellas pide que se permita a los establecimientos habilitar zonas para fumar con una superficie máxima del 30% de la superficie del local. En los establecimientos que no habiliten estas zonas, estaría prohibido fumar.

Estas zonas, además, deberíán estar físicamente separadas, completamente compartimentadas y deberían disponer de sistemas "eficaces" para la eliminación de humos.

De la misma forma y, tal y como ha precisado la FEHR, en estas zonas para fumadores no se daría servicio a los clientes y quedaría "terminantemente prohibido" el acceso a los menores.

En segundo lugar, las Asociaciones del Sector han propuesto a los parlamentarios que se conceda un plazo para que los establecimientos pudieran encontrar la financiación necesaria para la inversión y para la ejecución de las obras de acondicionamiento de los locales.

"Con estas propuestas estaríamos adoptando medidas más restrictivas incluso que la mayoría de los 24 países de la UE, que, siendo sociedades avanzadas, han optado por legislaciones que hacen un daño menor a la Hostelería, permitiendo zonas habilitadas para fumar", ha manifestado Rubio, quien ha añadido que esta "importante restricción", aunque "costosa" para las empresas del Sector, "no lo sería tanto como la de la prohibición total, que causaría grandes pérdidas a empresarios y trabajadores".

Rubio, además, se ha preguntado "por qué, pese a nuestras múltiples peticiones a Sanidad, Economía o Presidencia, se ha negado la posibilidad de que el propio Ministerio de Economía hiciera un estudio sobre el impacto económico que la prohibición total tendría en la Hostelería".

Igualmente, ha planteado por qué países como Dinamarca, Suecia, Finlandia, Holanda, Francia, Italia, Alemania, Austria, Bélgica, Portugal "y así hasta los 24 países de la UE", no han aplicado la prohibición total y han habilitado la solución que estamos proponiendo.

"¿Acaso a todos estos 24 países no les importa la salud de sus ciudadanos?", ha inquirido el representante empresarial.

‘Obstinada’ cerrazón política

Finalmente, José María Rubio ha criticado que, reiteradamente, "se omite hablar y no se tiene en cuenta el perjuicio que la prohibición total supondría, especialmente para las 100.000 microempresas en las que sólo trabaja el autónomo y su familia y en otras 95.000, donde trabajan uno o dos asalariados y que están subsistiendo con una economía de guerra".

"Realmente, los hosteleros no entendemos cómo no puede aprobarse esta propuesta que soluciona todos los problemas sanitarios que afectan a trabajadores, menores y fumadores pasivos y que está en la línea más dura de la UE", se ha lamentado el presidente de la FEHR, que ha manifestado que "nuestra única
explicación es una obstinada cerrazón política, que se traduce directamente en un ataque a la Hostelería".