www.nexotur.com

La compañía Mexicana de Aviación disminuirá poco a poco sus operaciones tras declarar el concurso de acreedores

Mexicana asegura que únicamente se producirían "algunas modificaciones menores" en algunas rutas de la Matriz

miércoles 11 de agosto de 2010, 01:00h

La compañía Mexicana de Aviación disminuirá gradualmente sus operaciones ante el descenso de los ingresos y la situación financiera que atraviesa el grupo, aspectos que han "deteriorado considerablemente el flujo que soporta su operación".

En un comunicado, la aerolínea, que presentó la semana pasada la solicitud de concurso de acreedores y suspendió la venta de billetes, aseguró que los pasajeros que ya han iniciado sus viajes son la "prioridad" de Mexicana en los próximos días.

"Ante la grave situación, empresa, sindicatos y acreedores realizarán un esfuerzo extraordinario en los próximos días para seguir operando", señala la compañía.

La decisión de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) de suspender el canal de ventas BSP de la compañía, que obligó a Mexicana a suspender "indefinidamente la venta y emisión de billetes", ha afectado fuertemente la comercialización de MexicanaClick y MexicanaLink, sus dos filiales.

Esta circunstancia, y el concurso mercantil que implica la retención de las cuentas financieras del grupo, ha obligado a la compañía a implementar una disminución gradual de sus operaciones, lo que hará a lo largo de los próximos días.

"El objetivo es optimizar el aprovechamiento y destino de los recursos, dando prioridad al traslado de los pasajeros que están por regresar de sus viajes", explica la aerolínea, que informará de la modificación de ritas y frecuencias a través de su página web.

Mexicana lamentó los inconvenientes que estos ajustes generarán a sus pasajeros y subrayó el "importante esfuerzo", que supondrá para la compañía y sus trabajadores la continuidad de operaciones, aunque reducida, mientras se logran "los acuerdos y recursos que otorguen viabilidad a la compañía".

La aerolínea recomienda a los pasajeros que tienen planes para volar con Mexicana que, en la medida de sus posibilidades, analicen otras alternativas.

Proceso de reorganización

Tras solicitar el concurso, Mexicana aseguró que únicamente se producirían "algunas modificaciones menores" en ciertas rutas de la matriz, que no afectarían a sus dos subsidiarias al ser compañías independientes al proceso.

La aerolínea presentó una solicitud de concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) como parte de un "proceso de reorganización" para adecuar su estructura de costes, especialmente los de tipo laboral, que le permita "salir adelante". "Esta figura legal no es una quiebra", matizó Mexicana.