www.nexotur.com

La parcela del Hotel Byblos Andaluz, que cierra después de 25 años de servicio, se mantendrá como suelo turístico

CCOO ha criticado tanto la gestión de la empresa Aifos como el trabajo que ha hecho la administración concursal

jueves 03 de junio de 2010, 01:00h

El alcalde de Mijas, Antonio Sánchez, se ha comprometido con CCOO a que la parcela de 21.000 metros cuadrados del Hotel Byblos Andaluz, que ha cerrado después de 25 años como establecimiento "señero" de la Costa del Sol, se mantenga como suelo turístico, "evitando así la especulación".

El pasado 16 de mayo la Delegación Provincial de Empleo dio el visto bueno tanto al cese de la actividad como a la extinción de los contratos de trabajo y trasladó el expediente al Juzgado de lo Mercantil para que ratificara el acuerdo entre el comité de empresa y la administración concursal y firmara la extinción de la actividad.

El 18 de mayo los trabajadores conocieron el auto del titular del Juzgado de lo Mercantil número 1, en el que se afirma que el hecho de que los propios trabajadores del hotel hayan aceptado la extinción de sus contratos de trabajo es la "mejor prueba" de que la actividad de la empresa y sus posibilidades de viabilidad "están fenecidas".

Así, esto revela como "innecesario" mantener la actividad del establecimiento hotelero de lujo, decretando el cierre del mismo para finales de mes. En la resolución judicial se indica que todas las partes implicadas llegaron al acuerdo de extinguir las relaciones de trabajo de los empleados, que percibirán una indemnización de 20 días de salario por año de servicio.

Al respecto, la secretaria provincial de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO, Lola Villalba, ha calificado como "triste" el cierre del hotel, "sobre todo para los 134 empleados que se ven en la calle y sin cobrar indemnizaciones por despido".

Mala gestión de la empresa y la administración concursal

Para el sindicato, la causa del cierre se debe a la "mala gestión" que se ha hecho en los últimos años, desde que Aifos lo adquirió en 2006 con el objetivo de "hacer lo mismo que en hoteles de lujo como Guadalpín Marbella o Guadalpín Banús, es decir, especular".

A todo ello hay que añadir, según Villalba, la "nefasta" gestión de la administración concursal, que "nunca se ha preocupado por buscarle una viabilidad al hotel y preservar los puestos de trabajo".

Finalmente, la representante sindical ha mostrado su confianza en que el resto de hoteles inmersos en concursos de acreedores y Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) -en su mayoría de cincos estrellas como Los Monteros, Las Dunas, Incosol, Torrequebrada o Guadalpín Marbella-  "tengan otro final".

"Para conseguirlo, hoy más que nunca es imprescindible que las instituciones intervengan y que las gestiones de estos hoteles se lleven a cabo por empresarios del Sector", ha concluido Villalba.