www.nexotur.com

AENOR y la Ruta de Carlos V firman un convenio para para promover la calidad y el comportamiento ambiental en el Turismo

Las empresas que quieran obtener la marca Carlos V deberán tener los certificados de Calidad de AENOR

viernes 25 de diciembre de 2009, 01:00h

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) y la Red de Cooperación de Ciudades y Municipios de la Ruta de Carlos V han firmado  un convenio para mejorar la calidad del Turismo. Será a través de la creación de normas y su certificación entre las empresas que integran la ruta.

El acuerdo de colaboración ha sido suscrito entre el presidente de la Red de Cooperación y alcalde de Laredo, Santos Fernández, y el director General de AENOR,  Ramón Naz. Según el convenio, AENOR se convierte en la entidad de certificación oficial de la ruta turístico-cultural que integra los municipios y territorios que visitó el emperador Carlos V en su último viaje de Laredo a Yuste.

El convenio incluye que ambas entidades realizarán jornadas conjuntas de sensibilización de los beneficios de las normas y certificados, de carácter sectorial o geográfico, en ámbitos como calidad o medio ambiente. Además, AENOR impartirá formación a las empresas englobadas en el ámbito de la ruta.

Asimismo, la asociación certificadora actuará como miembro de pleno derecho de la Mesa de la Calidad de la Ruta, órgano encargado de gestionar la Marca de la Ruta de Carlos V, conforme al Reglamento de Certificación de dicha marca. Las organizaciones que aspiren obtenerla deberán estar en posesión de los certificados de Calidad o Ambiental de AENOR. Por su parte, la Asociación para el Desarrollo Integral de la Comarca de La Vera (ADICOVER), entidad gestora de la ruta, iniciará el proceso para obtener los certificados AENOR de Gestión de la Calidad ISO 9001 y de Gestión Ambiental ISO 14001.

La marca Carlos V

La ruta debe su nombre al recorrido que hizo Carlos V desde Laredo (Cantabria) hasta el Monasterio de Yuste (Cáceres). El emperador desembarcó el 28 de septiembre de 1556 en Laredo para, dos días después, iniciar el camino hacia el Monasterio de Yuste, donde llegó el 5 de febrero de 1557 tras varios meses de viaje.

La marca Carlos V engloba todos los contenidos y actividades desarrolladas, en torno a la figura del Emperador Carlos V, por los diferentes integrantes de la ruta y que han aportado resultados muy positivos.En este marco se encuentran las iniciativas de la Fundación Academia Europea de Yuste (conferencias, cursos, Premios Carlos V, entre otras), así como la recreación del Último Desembarco de Carlos V, en el mes de septiembre en Laredo. Igualmente, están las rutas entre Laredo y Medina de Pomar, que organiza el Gobierno de Cantabria en octubre, y en la comarca de la Vera, a pie y a caballo, en el mes de febrero.

Todas estas actividades tienen un carácter estable en las programaciones turísticas y culturales de los respectivos entes locales. De esta forma, constituyen "una interesante plataforma que facilitará la promoción y consolidación de la Marca y Ruta de Carlos V", explican los responsables de la ruta.