www.nexotur.com

Spring Hotels busca contrarrestar las consecuencias de la quiebra de Thomas Cook

lunes 07 de octubre de 2019, 07:00h
Miguel Villarroya.
Ampliar
Miguel Villarroya.
La quiebra de Thomas Cook está teniendo graves consecuencias en el sector turístico, con más de medio millón de personas afectadas.

En Tenerife, el impacto de esta situación está siendo intenso, debido a la dependencia de los turoperadores.

Spring Hotels, cadena española propietaria del Hotel Vulcano, Arona Gran Hotel y Hotel Bitácora, los tres ubicados en el municipio de Arona, es una de las empresas que está sintiendo las consecuencias del cierre del turoperador y su aerolínea, que no solo impacta de forma negativa sobre las reservas de hoteles sino también en el resto de la actividad económica que genera el sector turístico: restauración, ocio, etcétera. Como hoteleros, desde Spring sienten una gran responsabilidad en la evolución de una situación en la que la conectividad será clave para proteger el empleo directo (solo en Spring Hotels 600 puestos de trabajo y 15 millones de euros al año en nóminas) y para apoyar al resto del tejido productivo dependiente del turismo.

Como hoteleros, desde Spring sienten una gran responsabilidad en la evolución de una situación en la que la conectividad será clave

Miguel Villarroya, director general de Spring Hotels, ha tomado la decisión de actuar, activando medidas inmediatas para facilitar la reserva de sus vacaciones a aquellos turistas que quieren viajar a Tenerife. A través de un video-comunicado, Villarroya transmite el compromiso de Spring Hotels por estar siempre cerca del cliente y en todas las fases del viaje, ahora también en el proceso de reserva de su vuelo.

La cadena hotelera ha tomado dos importantes medidas que desde hoy están en pleno funcionamiento: La primera es la activación de un portal para la reserva de vuelos dentro de su página web con un teléfono gratuito (0800-917164) de ayuda y asesoramiento al cliente para encontrar las mejores condiciones para viajar a Tenerife; la segunda es una bonificación especial de 50 euros por persona para la compra de sus vuelos a Tenerife a través de su nueva plataforma, disponible para aquellos clientes que se alojen en establecimientos del grupo.

“El objetivo de estas acciones es ayudar al turista afectado directa o indirectamente por la quiebra de Thomas Cook, poniendo todos nuestros recursos a su servicio, ahora también en la reserva de sus vuelos”, afirma Raúl Domínguez, Director de Marketing e Innovación de la cadena.

“Hay ahora un reto clave en la industria que exige de la máxima unión del sector en pro de avanzar en una mayor autonomía como destino; y eso pasa principalmente por seguir creando una marca destino que aumente la demanda y tomar un papel protagonista en la conectividad”, afirma por su parte Miguel Villarroya.