www.nexotur.com
    16 de octubre de 2021

economía española

Aunque saben que hay ganas de viajar, la pandemia ha afectado notablemente a los bolsillos

Tras casi un año sin poder realizar viajes, ObservaTUR asegura que hay unas enormes ganas generalizadas de viajar, algo que, según los agentes, será el principal acelerador de la recuperación del Turismo, una vez comience a remontarse la crisis sanitaria con las medidas en curso. Tal y como refleja el estudio llevado a cabo por el Observatorio, este anhelo por realizar escapadas y visitar destinos se sitúa por encima, incluso, de unas ofertas atractivas, en opinión de los profesionales consultados.

El Turismo ha pasado de representar el 12,4% del Producto Interior Bruto (PIB) de España, a un 5,5%, lo que se traduce en un desplome sin precendentes de 6,9 puntos. Así lo pone de manifiesto el Informe de la Coyuntura Turística Española 2020, elaborado por la Universidad Nebrija y la Mesa del Turismo, que vuelve a situar al Sector Turístico como uno de los sectores más afectados por la crisis de movilidad causada por el coronavirus, dando como resultado caídas muy pronunciadas en los indicadores de demanda turística de ingresos y empleo por Turismo.

CRECIMIENTO DEL PIB NEGATIVO EN 2021

La recuperación económica de España estará ligada a la reactivación del Turismo, según el Observatorio del Sector Aéreo. Para ello, instan a las Administraciones a impulsar reformas urgentes que aceleren la vuelta a la normalidad de los viajes.

El pasado año 2019 volvió a dejar un crecimiento de la importancia del Sector Turístico para el Producto Interior Bruto (PIB) de la economía española. Según la Cuenta Satélite del Turismo en España (CSTE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el peso del PIB asociado al Turismo alcanzó los 154.487 millones de euros en el año 2019. Esta cifra supuso el 12,4% del total, creciendo en tres décimas respecto al 2019 mantiene la línea positiva que se viene observando desde el 2015, ya que en ninguno de los años la evolución ha sido negativa.

NUEVO RÉCORD EN 2019

A pesar del desinterés político, el peso económico del Turismo volverá a crecer en 2019. Según la última investigación dirigida por Manuel Figuerola, "alcanzará un valor algo superior al 11,9%". En caso de que se cumpla esta previsión, su contribución al PIB repuntará 1,7 puntos desde 2010, cuando se situó en el 10,2%.

El Turismo alcanza los 2,3 millones de ocupados en febrero, la cifra más alta de la historia en dicho mes. Todas las ramas turísticas muestran una evolución positiva, siendo especialmente llamativa la de las agencias.

CIFRÁ RÉCORD DE 2,6 MILLONES DE OCUPADOS

El Turismo está detrás de dos de cada diez nuevos puestos de trabajo creados en España a lo largo de 2018. Además, supera por vez primera la barrera de los 2,6 millones de ocupados tras registrar un aumento interanual del 3,7%, mientras que la tasa de paro cae hasta el 11,8%, el nivel mas bajo desde 2009.

España nunca antes había sido tan dependiente del Turismo, actividad a veces denostada por determinadas fuerzas políticas y sectores de la sociedad. Según la última Cuenta Satélite del Turismo, elaborada con carácter anual por el Instituto Nacional de Estadística, la contribución del Turismo al Producto Interior Bruto (PIB) asciende en 2017 al 11,7%, con un total de 137.020 millones de euros.

El número de ocupados aumenta cerca de un 4% en el tercer trimestre, según la EPA

El frenazo sufrido por el Turismo receptivo en los últimos meses no afecta, al menos de momento, a la capacidad de generación de empleo del Sector. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), en el tercer trimestre del año se ha alcanzado la cifra de 2,7 millones de ocupados vinculados a actividades turísticas, lo que supone un aumento interanual del 3,7% (98.415 más que en el mismo periodo de 2017).

El frenazo sufrido por el Turismo receptivo en los últimos meses no afecta, al menos de momento, a la capacidad de generación de empleo del Sector. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), en el tercer trimestre del año se ha alcanzado la cifra de 2,7 millones de ocupados vinculados a actividades turísticas, lo que supone un aumento interanual del 3,7% (98.415 más que en el mismo periodo de 2017).

CaixaBank Research prevé una caída de entre 0,1 y 0,2 puntos porcentuales sobre el PIB este 2018

La desaceleración que viene experimentando el Turismo receptivo repercutirá negativamente en la economía española. Según estimaciones de CaixaBank Research, el servicio de estudios de este banco, en un "escenario razonable", el impacto se situaría entre 0,1 y 0,2 puntos porcentuales sobre el Producto Interior Bruto (PIB) nacional en este 2018. Cabe recordar que la aportación del Turismo a la economía española se situó en 2016, último año del que existen cifras, en el 11,2%, siendo éste el valor más alto de toda la serie histórica.

Sería la primera vez que ocurre desde el año 2009, informa el Banco de España

La actividad turística en España podría crecer este 2018 por debajo de lo que lo hará el Producto Interior Bruto (PIB), algo que no ocurre desde 2009. Así lo avanza el Banco de España, que aclara que esta situación se podría dar en caso de que se produzca una "prolongación de las tendencias más recientes en los próximos meses", en referencia a la desaceleración que viene experimentando el Turismo receptivo.

El empleo turístico alcanza un nuevo récord, superando en junio los 2,5 millones de ocupados tras crecer un 4,9%. Todas las ramas muestran un comportamiento positivo, destacando el fuerte aumento de asalariados.

El Turismo tiene año tras año un peso más relevante en la economía española. Su producción (directa e indirecta) alcanza en 2017 los 255.616 millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 5,8%. "En términos absolutos la producción del Turismo se ha incrementado en 14.152 millones", resalta al respecto el experto en Economía y Turismo de la Universidad Nebrija, Manuel Figuerola.

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA, MÁS DEPENDIENTE DEL TURISMO

La contribución económica del Turismo ascendió a 125.529 millones de euros en 2016, un 6,6% más que en 2015. Este crecimiento, unido al avance menos intenso del PIB (+3,3%), hace que su peso en la economía española crezca tres décimas respecto a 2015, con un porcentaje histórico del 11,2%.