www.nexotur.com

TRIBUNA DE OPINIÓN / JULIO C. ABREU

¿Por qué se ataca al Turismo?

sábado 21 de octubre de 2017, 07:00h
Julio C. Abreu es miembro de la Mesa del Turismo.
Ampliar
Julio C. Abreu es miembro de la Mesa del Turismo.
No lo acabo de entender y creo que los que lo están haciendo, tampoco lo entienden. ¿Se pretende que el Turismo no venga a España? ¿Se pretende que cuando venga, no se mueva por la ciudad, no visite los museos, no vaya a los monumentos, ni a los restaurantes, ni a las tiendas, no estacione su coche, moto, bicicleta o caravana, y no se atreva a tomar un bus turístico?
También protestan de que haya hoteles, paradores, apartamentos turísticos,(debidamente reglados,) campings y ciudades vacacionales, y parece que ahora, también molestan los parques de atracciones, y hasta los clubes náuticos. En resumen, que venga el Turismo, pero que no haga absolutamente nada.

Parece que lo que se quiere es recibir las ventajas que produce el Turismo, pero que no moleste. Pues, señores míos y señoras mías (lo que sean) creo que están ustedes, muy, muy equivocados y que les están manipulando descaradamente. España es un país en el que se vive muy bien, gracias, en gran parte, al Turismo.

Esta industria da trabajo directo a 2.886.582 personas (casi tres millones), lo cual equivale al 13,4 % del empleo total. Además, según se ha publicado recientemetne, el pasado mes de junio, el Turismo dejó en España 9.000 millones de euros, y el gasto por turista que nos ha visitado han subido un 2,9% , con respecto al 2016, llegando a 1.132 euros por estancia, y un gasto medio diario de 139 euros, lo que representa una subida del 4,9 % respecto al año pasado. Hasta el mes de julio, de este año, el gasto de los turistas extranjeros ha sido de 49.119 millones de euros, según publica la encuesta Egatur elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y todo parece indicar que este año los ingresos por Turismo serán sensiblemente mayores tanto en número global de visitantes, como en gasto por turista que nos ha visitado.

No creo que las cifras y récords nos deban crear una sensación, falsa desde luego, de que nos ha tocado la lotería. No es verdad. Lo que hoy tenemos es el resultado de muchos esfuerzos, riesgos tomados, viajes de promoción y puesta en práctica de miles de ideas, sacrificios de muchos profesionales, tanto privados, como públicos, que lamentablemente, la sociedad civil de España no se ha tomado muy en serio.
El Turismo es una empresa de todos los españoles y todos nos repartimos los dividendos

Hoy, y siempre, se valora mucho la seguridad. Cada día vemos en la televisón y en los periódicos que hay atentados, atropellos intencionados, muertes a cuchilladas y todo tipo de barbaridades que desaniman a viajar. Nuestras Fuerzas de Seguridad, por desgracia, muy expertas en terrorismo, saben muy bien lo que hay que hacer y lo demuestran cada día, así lo han tenido que hacer en Barcelona y Cambrils, este verano. Y tenemos la regulación o reglamentación turística mejor del mundo. Eso dicen en la Organización Mundial del Turismo (OMT), cuya sede está precisamente en Madrid desde 1975.

Esta industria no solo beneficia al Sector directamente relacionado con los servicios que se prestan en hoteles, restaurantes, cafeterías, agencias de viajes, transportes turísticos, etcétera. Pues hay que tener en cuenta que también incide y mucho en la agricultura por el consumo de productos agroalimentarios, vinos, licores, cavas y el transporte de todos esos productos a los lugares donde se consumen como chiringuitos, campings, parques temáticos o de atracciones, etcétera.

No hay que olvidar que muchos oficios y profesiones también se benefician del Turismo, pues la construcción tanto de hoteles, residencias , bares, cafeterías y hasta calles o piscinas, también cuentan creando puestos de trabajo.
El Turismo también es un importante apoyo a la exportación de los productos españoles

También hay que tener en cuenta los ingresos que producen con las escalas de los cruceros. Y es que aunque los pasajeros no pernocten en la ciudad, pagan tasas turísticas (0,75 euros por pasajero), derechos de amarre en el puerto, cargan combustible, compran verduras, fruta, carne y todo tipo de artículos para el consumo del pasaje durante el crucero y, por supuesto, hace compras en las tiendas de la ciudad, toman taxis, pagan entradas en los museos, contratan guías turísticos, alquilan coches, bicicletas y seguro que se toman algo en una terraza de la ciudad o se llevan algún recuerdo artesanal.

Según la Asociación Europea de Compañías de Cruceros (CLIA) el gasto realizado en los puertos que tocan por compras directas de estas empresas a sociedades españolas en el año 2015 fue de 457 millones de euros. En 2016 fue algo menor, debido a la bajada del precio del petróleo.

También se debe tener en cuenta que esos visitantes, cuando regresan a sus puntos de residencia, es muy posible que busquen en sus tiendas habituales, productos españoles, por lo que el Turismo, también es un importante apoyo a la exportación.

En definitiva, el Turismo es una empresa de todos los españoles y todos nos repartimos los dividendos que se producen cada año. Considero que es muy necesario que todo esto se explique a nuestra juventud, posiblemente desde el colegio, para que en lugar de demonizar el Turismo, comprendan lo necesario que es para todos y lo mimen, cuiden, aprecien y en definitiva lo respeten. Hay que explicar, con contundencia y lógica meridiana, que con las cosas de comer no se juega.

Si lo que se desea es mejorar el nivel de educación y urbanidad del Turismo que viene, creo que nosotros no podemos hacer casi nada. Quizás, llamar la atención y reconvenir a los que no se comporten adecuadamente... y poco más.

Lo que sí cabe hacer y de hecho nuestras autoridades turísticas deberían meterse a fondo con ello, es promocionar el Turismo de alta gama, (se le llama de calidad, pero se quiere decir que gaste más), buscando del que se realicen congresos, convenciones y viajes de intentivo, no solo gastan más, también ayudan a desestacionalizar la ocupación hotelera y de las ciudades, dan una estupenda imagen y publicidad positiva y también gratuita del país y ciudad donde se realizan. Por último, pueden repetir su visita con su familia más adelante. Los que participan en este tipo de eventos son profesionales destacados, tanto españoles, como de otros países, que gastan, pero no se emborrachan, pelean por las calles, defecan, orinan y hasta tienen sexo en lugares públicos. Ese es el tipo de visitante que todas las ciudades y vecinos queremos que venga.

Ya se ha dicho, que si no fuese por el Turismo, no se sabe muy bien de qué comeríamos los españoles. Pero sin exagerar, si España fuese una gran campana, sin duda alguna, el Turismo, sería el badajo. Todos sabemos bien que sin badajo... no hay campana.