www.nexotur.com

Petits Grans Hotels de Catalunya incorpora dos hoteles en las poblaciones turísticas más demandadas de Girona

El Hotel Llegendes de Girona Catedral y el Boutique Hotel Casa Granados de Tossa de Mar se unen a la marca

jueves 20 de noviembre de 2014, 01:00h

Petits Grans Hotels de Catalunya incorpora dos hoteles más, ampliando así la oferta hotelera en diferentes comarcas de Cataluña, en esta ocasión en dos poblaciones turísticas de la Costa Brava: Girona y Tossa de Mar. La cadena hipológica de hoteles, surgida de la experiencia de Costa Brava Verd Hotels, se inició el año 2009 con el objetivo de convertirse en referente de los pequeños establecimientos hoteleros en Cataluña.

Suite Margarita Bonita en el Hotel Llegendes de Girona Catedral.
Suite Margarita Bonita en el Hotel Llegendes de Girona Catedral.

Petits Grans Hotels de Catalunya agrupa 41 hoteles de menos de 15 habitaciones, que ofrecen todo el confort y los servicios, así como un trato familiar y cercano a sus clientes. 11 de los hoteles de la marca están certificados en la especialidad de Hotel Gastronómico, promovida por la Generalitat de Cataluña durante el 2014.

Los establecimientos están ubicados en la casi totalidad del territorio catalán, con especial incidencia en las comarcas de Girona, la cuáles con estas dos incorporaciones suman un total de 29 hoteles adheridos a las marcas Costa Brava y Pirineus.

Nuevos establecimientos

El Hotel Llegendes de Girona Catedral, es un hotel con encanto en una casa señorial, que entre los años 304-307 DC, según la tradición, vivió Sant Narcís, Obispo, Mártir, Santo y Patrón de Girona. Situado en el centro histórico de Girona, es un hotel de leyenda con la Suite Eros y la Suite Margarita Bonita, que revolucionan el amor de las parejas para vivir experiencias únicas e inolvidables en un ambiente mágico con elegancia y personalidad propia.

El Boutique Hotel Casa Granados es la antigua casa de la familia de Enrico Granados en la villa de Tossa de Mar, a 100 metros de la playa y al lado del casco antiguo. Destaca por su extenso jardín con piscina en la parte posterior del hotel. Su restaurante, Can Sophia, está situado en el antiguo patio de la de la Casa Granados. Su construcción es de hierro forjado y cristal inspirado en las antiguas vidrieras de los años treinta en París.