www.nexotur.com

Renfe y SNCF prevén transportar más de un millón de pasajeros en 2014 con su servicio de alta velocidad entre España y Francia

Comenzará el domingo 15 de noviembre con cuatro conexiones, que previsiblemente se aumentarán en 2014

sábado 14 de diciembre de 2013, 01:00h
Tren en pruebas en la nueva conexión entre Barcelona y París.
Tren en pruebas en la nueva conexión entre Barcelona y París.

La alta velocidad ferroviaria entre España y Francia será una realidad a partir del próximo 15 de octubre. El nuevo servicio impulsado por Renfe y SNCF, para el que ya se han vendido más de 22.000 billetes, constará inicialmente de cuatro conexiones, que se irán ampliando de forma progresiva a lo largo del próximo año.

Renfe y SNCF inauguran el próximo domingo 15 de diciembre el servicio directo de trenes de alta velocidad entre España y Francia, primer paso hacia la internacionalización de la oferta de la alta velocidad española y su conexión con el resto de Europa. Inicialmente habrá un total de cinco trenes diarios por sentido, que unirán Barcelona y París (con dos trenes diarios por sentido), Madrid y Marsella, y Barcelona con Lyon y con Toulouse, si bien a lo largo de 2014 tienen previsto ir ampliando frecuencias y destinos. Renfe y SNCF han aportado a este proyecto de manera inicial diez trenes de alta velocidad cada una, y han cooperado en su proceso de homologación cruzada.

En algo menos de dos semanas desde el comienzo de la distribución (se abrió la venta el pasado 28 de noviembre) ya se han superado las 22.000 reservas, tal y como ha confirmado el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, en una entrevista concedida a TVE. Según destaca, el lanzamiento de este servicio "implica que dos países importantísimos de la Unión Europea estén conectados por ferrocarril", lo que a su juicio "es un acontecimiento histórico". Si bien aclara que se tratará de "una línea más emblemática que de altísima competencia" frente a otros medios de transporte, como el avión.

Primer paso de un proyecto de expansión

El mercado actual de estos desplazamientos (entre España y Francia) es de 82 millones de viajes anuales, en los que el vehículo privado copa el 89% del mercado. Así, Renfe y SNCF prevén alcanzar durante 2014 en torno a 1,3 millones de pasajeros, para lo que emprenderán de forma conjunta estrategias de marketing, comercialización y coordinación de la producción de la oferta.

Este servicio es el primer paso en la integración de la red de alta velocidad española con la del resto de Europa. A futuro, el plan de transporte de este servicio será una oferta de trenes de alta velocidad en más países, con 22 estaciones y 150 rutas directas posibles y otras 200 en correspondencia. La oferta de Renfe-SNCF en cooperación ya ofrece la posibilidad de enlazar con otros trenes de las redes francesa y española (de alta velocidad y convencional) y competir en mercados de más larga distancia.