www.nexotur.com

Las agencias de viajes y turoperadores cierran 2012 con un 8% menos de facturación y encadenan cuatro años de caídas

Después de seis años positivos, el volumen de negocio de estas empresas inició en 2009 una tendencia descendente

viernes 15 de febrero de 2013, 01:00h
En 2009 las ventas de las agencias cayeron un 10,5%.
En 2009 las ventas de las agencias cayeron un 10,5%.

La cifra de negocio de agencias y turoperadores cae por cuarto año consecutivo. Según el INE, estas empresas han cerrado el año con una facturación un 8,2% inferior a la del ejercicio anterior. Se trata del segundo mayor descenso de los últimos años, solo superado por la tasa negativa del 10,5% de 2009.

Lejos de recuperarse, en 2012 ha empeorado más aún la situación del Sector de agencias. Según los datos recabados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el volumen de negocio de agencias de viajes y turoperadores ha experimentado un retroceso del 8,2% en el cómputo global del año.

Se trata de la cuarta caída consecutiva de la última década y la segunda mayor, solo superada por el retroceso de ventas del 10,5% registrado en 2009. Asimismo, llama la atención este fuerte decrecimiento después de que tanto en 2011 como en 2010 se registrasen ligeras reducciones de ventas del 0,4% y 0,8%, respectivamente.

Atendiendo a la serie histórica del INE, con anterioridad al año 2009 el Sector de agencias de viajes se benefició de la bonanza económica, incrementando año tras año su volumen de ventas. Entre 2003 y 2008 siempre se produjeron aumentos interanuales, siendo 2006 y 2004 los años de mayor crecimiento, con tasas del 7,4% y del 7,1%.

Evolución negativa en las diferentes ramas turísticas

En lo que respecta al resto de sectores relacionados con el Turismo, el transporte por ferrocarril es el que peor evolución presenta en 2012, con un descenso de su volumen de negocio del 8,2% en comparación con 2011. Por su parte, el avión muestra una caída del 1,7%, mientras que el transporte marítimo crece un 0,3%. Dentro de la hostelería, los servicios de alojamiento y de comidas y bebidas presentan retrocesos del 1,4% y 5,8%, respectivamente.