www.nexotur.com

LOS VIAJES DE NEGOCIOS Y DE INCENTIVOS EN EL SEGMENTO DEL LUJO

Different Spain apuesta por el segmento de lujo a la hora de organizar viajes de negocios y eventos

Combinar el lujo con aspectos locales y dar soluciones en menos de 48 horas son algunas de sus premisas

martes 20 de marzo de 2012, 01:00h

En el sector de los viajes de lujo no existe la crisis, asegura el fundador de Different Spain, Eduardo Blanco, explicando que los servicios de la agencia se centran en la organización de viajes y eventos dentro del segmento de lujo. "Mis clientes viajan todo el año, no se ajustan a temporadas concretas y tienen amplia flexibilidad".

Different Spain también ofrece servicio de alquiler de villas privadas y apartamentos de lujo. Su ámbito de actuación es España y otros países mediterráneos como Italia, Marruecos, Francia, Portugal o Turquía, y destinos más lejanos como el sudeste asiático, Oriente Medio, Estados Unidos, México, Brasil o China.

Aunque principalmente sus clientes son individuales, y los grupos que gestiona son reducidos en tamaño, las peticiones relacionadas con los viajes de negocios y de incentivos "han aumentado desde 2010", señala Blanco. "Estoy dedicando más énfasis al sector corporativo y de incentivos, siempre ajustándome al sector del lujo", recalca.

En la organización de eventos, los clientes de Different Spain solicitan espacios únicos, exclusivos, con detalles, y que ofrezcan cierto factor sorpresa, privacidad, o algo diferente a lo habitual. En cuanto a los viajes de incentivo principalmente piden destinos menos turísticos a los habituales, donde puedan desarrollar actividades variadas y no repetitivas cada día. "Según el cliente, el destino suele estar bien ubicado, o totalmente desconectado de sus alrededores, lo que ofrece un toque de aventura muy interesante".

El tipo de cliente de la agencia son grandes empresas que buscan incentivos o eventos tanto para su personal como para sus directivos y sus CEO, aunque también, apunta Blanco, son cada vez más las pequeñas empresas que desean ofrecer una experiencia diferente a lo realizado con anterioridad. "En su mayoría se trata de empresas o grupos extranjeros que buscan España y valores añadidos a lo habitual".

Necesidad de reinventarse

"Llegamos adonde el cliente no puede hacerlo, ofreciendo soluciones concretas, y otorgando a su vez un toque de emoción, sensaciones y trato personal, que al fin y al cabo, es lo que todos recordamos a la vuelta de un viaje", destaca Blanco. Entre sus premisas para satisfacer al cliente y ofrecerle diferenciación y confort está "combinar el lujo con aspectos locales y lejos del entorno más turístico y conocido, ofrecer soluciones eficaces anticipándome al cliente y con respuestas rápidas en menos de 48 horas y tratar al cliente de la misma manera que me gustaría que me trataran a mí".

En cuanto al sector de los viajes de lujo en España, Blanco subraya que "el ‘sol y playa’ son valores seguros, pero deben reinventarse", al igual que "la increíble riqueza en recursos turísticos y culturales que hay que aprovechar y promocionar sin miedo para que el cliente del exterior pueda conocerlos". En este sentido, señala que los principales competidores de España en este sector son países emergentes en Sudamérica como Brasil, México y Costa Rica, lugares menos habituales del mediterráneo, destinos exóticos en Asia como China que "están ofreciendo una diversidad enorme que empieza a conocerse".

"De ahí la necesidad de renovarse y modernizarse", asegura Blanco, destacando que España seguirá siendo un lugar conocido por las playas, el sol y la gastronomía. "A partir de ahí es donde debemos desarrollar nuestra oferta, que no se quede en lo conocido, pero sin dejar atrás los valores seguros".