www.nexotur.com

Uno de cada cuatro turistas que viaja a España en compañías aéreas de ‘bajo coste’ contrata un ‘paquete’ turístico

Casi todos los viajeros que llegan en ‘low cost’ sin viaje organizado no demandan la intermediacion de una agencia

jueves 09 de junio de 2011, 01:00h

Aunque la desintermediación está estrechamente ligada a las compañías aéreas de ‘bajo coste’, en los últimos años las agencias han sabido adaptarse a los cambios acaecidos en el sector aéreo. Así, mientras que en 2004 solamente el 17,8% de los turistas que llegaban a España en aerolíneas low cost lo hacía con un ‘paquete’ turístico, este porcentaje se sitúa ya en el 26,3%.

Aumenta la contratación de vuelos en compañías aéreas de ‘bajo coste’ para la confección de viajes organizados. A pesar de que en esta clase de aerolíneas sigue predominando la venta directa, su incorporación a los principales sistemas de reservas, como es el caso de Amadeus, se ha traducido en una mayor acercamiento a los viajes organizados.

Según datos difundidos por el Instituto de Estudios Turísticos (IET), de los cerca de 32 millones de turistas llegados a España en aerolíneas low cost en 2010, el 26,3%, es decir, uno de cada cuatro, había contratado un viaje organizado. Esto viene a demostrar que las agencias de viajes han sabido adaptarse a los cambios del mercado de los viajes y, en concreto, del sector aéreo. En 2004, primer año en el que el IET analiza el uso del ‘paquete’ turístico entre los viajeros que optan por esta modalidad aérea, solamente el 17,8% se ha decantado por esta forma de contratación para los desplazamientos a España.

Caída en las aerolíneas convencionales

Por el contrario, en el caso de las aerolíneas tradicionales han aumentado las reservas a través de Internet, que se sitúan en el 57,2%, en detrimento de las agencias de viajes tradicionales. De los casi 26 millones de viajeros llegados a España en aerolíneas tradicionales, el 43% adquirió un viaje organizado, que comercializan en exclusiva agencias minoristas y turoperadores. Pese a que este porcentaje es mucho mayor que el de las low cost, supone una disminución comparación con el registrado en 2004. En concreto, seis años atrás el porcentaje se situaba en el 47,3%.