www.nexotur.com

American Airlines denuncia a Sabre y a Travelport, las cuales no podrán obstaculizar las reservas de la compañía aérea

La aerolínea ha decidido apostar por sus propios canales de distribución y romper lazos con Orbitz y Expedia

jueves 13 de enero de 2011, 01:00h

La aerolínea estadounidense American Airlines (AA) ha presentado una denuncia en la Corte del estado de Texas contra las centrales de reservas Sabre y Travelport, la cual les obliga de manera temporal a seguir vendiendo billetes de la compañía aérea sin poner impedimentos.

American Airlines (AA) ha denunciado a las centrales de reservas Sabre y Travelport, obligándoles, de manera temporal, a seguir vendiendo billetes de la compañía aérea estadounidense sin poner impedimentos, ha informado el diario The Dallas News. Asimismo, AA ha solicitado al tribunal que prohíba a Sabre duplicar las comisiones que cobra a la aerolínea, tal y como ha hecho desde que comenzara el conflicto, y ha pedido también que dictamine que la compañía aérea no ha roto su contrato con Travelport, el principal propietario de la agencia de viajes online Orbitz, con quien ha roto lazos a finales de 2010.

La aerolínea ha señalado además que las acciones tomadas por parte de Sabre para dificultar en sus sistemas la reserva de billetes de AA con "irreparables" y le ha acusado de perjudicar a los negocios estadounidenses y a su reputación. Además, ha denunciado que las acciones de Sabre confunden al público que cree que los servicios de la compañía aérea ya no existen o que no son competitivos con respecto a otras aerolíneas.

Por su parte, la portavoz de Sabre, Nancy St. Pierre, ha señalado que el grupo confía en que las acciones que han tomado están dentro de sus derechos contractuales y aseguró que se defenderán de las acusaciones de AA. La central de reservas ha mostrado su esperanza también en que el tribunal reafirme "su derecho contractual a defender los intereses de sus clientes y a apoyar a las aerolíneas que valoran una compra comparativa eficiente y transparente".
 
Guerra de comisiones

La demanda supone el último capítulo en la batalla entre AA y los GDS, ya que la aerolínea ha decidido apostar por sus propios canales de distribución y romper lazos con agencias de viajes online como Orbitz y Expedia. De hecho, la compañía aérea está renegociando con las agencias de viajes nuevos contratos que excluyan a las centrales de reservas del proceso y utilizando su propia red para la venta de billetes de avión.

La respuesta de Sabre ha sido dificultar el acceso en su red a los vuelos de AA y duplicar las comisiones que le carga a la aerolínea por la reserva de sus billetes. El director de estrategia de distribución de AA, Cory Garner, ha señalado que Sabre ha aumentado las comisiones que se deben pagar por reservar uno de sus vuelos desde los 2,73 dólares hasta una media de 7,31 dólares para el segmento doméstico.

Por su parte, la American Society of Travel Agents, (ASTA) asegura que miran "con preocupación" el conflicto entre AA y la comunidad de agencias de viajes online en cuanto al American’s Direct Connect program. Así, ha señalado que este programa es necesario para cumplir los objetivos de mercadeo de la aerolínea, pero "se basa en información limitada, lo cual amenaza con producir la desintegración de los flujos eficientes de la información, que han beneficiado a los consumidores de viaje en avión durante décadas".

El próximo 4 de febrero, Sabre incrementará las comisiones para el segmento internacional hasta los 7,36 dólares desde los 6,84 dólares actuales, ha asegurado Garner. Según los cálculos de AA, estos cambios podrían aumentar en 121 millones de euros anuales los costes de distribución de la aerolínea.