www.nexotur.com

Sol Meliá invierte 133 millones en un edificio de Londres para convertirlo en un hotel diseñado por Norman Foster

viernes 01 de octubre de 2010, 01:00h

Sol Meliá ha comprado a Anida -sociedad de BBVA- por 133 millones de euros el edificio City Bank de Londres para convertirlo en un hotel "vanguardista". El encargado del proyecto, en el que se invertirán otros 55 millones de euros, será Norman Foster, Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Sol Meliá ha explicado que el hotel, situado en el corazón turístico y de negocios de Londres, junto a Covent Garden y Trafalgar Square, se encuentra en la fase final de su construcción y que el proyecto consiste en 10 plantas de habitaciones y cuatro sótanos.

El hotel dispondrá de 173 habitaciones (divididas en cuatro categorías) y por su "estratégica" ubicación y sus características –un centro de convenciones de 730 metros cuadrados, restaurantes y bares- el futuro Hotel ME "podría convertirse en un icono de la Hotelería londinense para ocio y negocios", según la cadena.

El ME London, que podría estar terminado en 2012, se convertirá así en el segundo hotel de Sol Meliá en la capital británica, después de que el Meliá White House, situado en Regent’s Park, haya proporcionado a la cadena "casi una década de éxito ininterrumpido".

La operación, tal y como ha explicado la cadena, se encuadra en la estrategia de expandir el negocio hotelero por la vía de revalorizar sus marcas, una línea que ha marcado su Plan Estratégico durante los últimos años, "gracias al cual han sabido compaginar una rigurosa contención del gasto y la inversión con el aprovechamiento de las mejores oportunidades que ha ofrecido el mercado durante la crisis".

Al respecto, el vicepresidente y consejero delegado de Sol Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, ha destacado que esta firma representa la incorporación de un "activo estratégico" en un destino "clave", al tiempo que posiciona a la cadena como "marca de referencia en unos de los principales mercados emisores de turistas del mundo".