www.nexotur.com

Ante la unión de las independientes

El ejemplo de la nueva Alianza AGC debiera ser imitado por las grandes Asociaciones de agencias

El adjetivo Grupos de presión muestra la creciente fuerza de estas agrupaciones de interés económico

lunes 05 de julio de 2010, 01:00h

Ante la esperanza y el escepticismo. Muchos agentes independientes asisten a la fusión de cinco Grupos comerciales (Airmet, Over, Avantours, Ava y Edenia) en torno a la Alianza AGC. Sorpresa que, en el caso de algunos proveedores se traduce en escepticismo y, en no pocos casos, en cierta preocupación.

El adjetivo "Grupos de presión", utilizado con ánimo descalificador por algunos proveedores para denominar a los Grupos de gestión (hoy llamados Grupos comerciales), muestra a las claras la creciente fuerza de estas influyentes agrupaciones de interés económico, formadas por agencias de viajes independientes. Su capacidad de concentrar compra y negociar de igual a igual con grandes proveedores es un hecho constatado, que no cuestionan ni sus más acérrimos detractores.

También quedaron atrás los viejos tiempos fundacionales —incluida la Declaración de La Gomera, iniciativa de NEXOTUR en la primera gran reunión de Grupos de gestión— en los que las Asociaciones empresariales vieron en estos Grupos lo que nunca fueron: un competidor asociativo, en vez del "brazo (armado) comercial" de las independientes.

De hecho, ha sido la cercanía hacia la sensibilidad y objetivos de estos emergentes Grupos la que determinó, siquiera en parte, la evolución de las grandes Asociaciones. Situando a la decana UNAV como la mayor Asociación empresarial del Sector, desplazando a la prestigiada AEDAVE a la segunda posición del ranking asociativo, en una inteligente estrategia de lobby de las independientes. 

 También los Grupos comerciales —cuyos fines son diferentes, pero complementarios, con los de las Asociaciones empresariales—, están dando a éstas una lección práctica de unidad, a través de la integración. Ejemplo que el Asociacionismo haría bien en seguir, a la vista de lo insostenible de la actual atomización, que duplica estructuras para ofrecer servicios muy similares.

¿Para cuándo una fusión de Asociaciones, como AEDAVE y UNAV, que ponga fin a personalismos trasnochados y cree el gran colectivo empresarial que el Sector tanto necesita? Ojalá el ejemplo de la Alianza AGC sea seguido no sólo por otros Grupos comerciales, sino por nuestras Asociaciones empresariales de agencias.

Sin olvidar que las fusiones que de verdad funcionan, aunque se concierten desde las cúpulas, han de materializarse por las bases. La mirada del imprescindible proceso unificador ha de estar puesta en el interés de la agencia de viajes. Esto es, en su rentabilidad, operatividad y eficacia. Los líderes de los Grupos saben, al igual que los directivos de las grandes redes, que la negociación con proveedores es esencial, pero que la clave del éxito está en la gestión. Una gestión que pasa por que los puntos de venta se dediquen a eso: a vender. Optimizando la estrategia de marketing. Centralizando los procesos contables. Liberando en suma a vendedores y jefes de oficina para que vendan.

¿Generará AGC el efecto dominó de la unificación?

Que les sea útil. Ese es nuestro mayor interés.