www.nexotur.com
    7 de julio de 2022

comisión interministerial de Turismo

España ya tiene listo un plan de choque para paliar los efectos de la quiebra de Thomas Cook. Con un valor estimado de 300 millones, incluye 13 medidas que giran sobre cuatro ejes: conectividad, liquidez, empleo y demanda turística.

Tras la caída de Thomas Cook, que ha dejado en tierra a cientos de miles de viajeros, una de las grandes preocupaciones del Gobierno español es el futuro incierto de las filiales aéreas del gigante turístico que siguen operando. La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha revelado que están negociando con el Ejecutivo sueco y el alemán para evitar que quiebren Condor y Thomas Cook Scandinavia. "Estamos en una situación de emergencia por la quiebra de Thomas Cook y ahora es fundamental evitar la caída de estas aerolíneas", ha señalado en la rueda de prensa posterior a la reunión con las Comunidades más afectadas (Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana)y el sector privado.
  • 1