www.nexotur.com

Cualquier tipo de evento debe minimizar el impacto medioambiental que provocan cuando se celebra

Utilizar el transporte público, así como la utilización de folletos interactivos son algunas formas de mitigarlo

miércoles 28 de noviembre de 2007, 01:00h

Los organizadores de congresos deben minimizar al máximo el impacto medioambiental que provocan los eventos, ya sea la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera o la publicación en papel de programa de sesiones. Esta fue la principal conclusión de un seminario de ayer en EIBTM.

El director de CSR de MCI, Guy Bigwood, realizó un pormenorizado análisis en ‘Eventos verdes: aplicación, beneficios y casos prácticos’ de cómo debe actuar un organizador de eventos a la hora de celebrarlo con el objetivo de reducir el consumo de energía y de cualquier recurso. Entre los consejos, Bigwood comenzó con la alimentación, indicando la necesidad de ofrecer productos frescos, comida ecológica o el uso de jarras o dispensador de agua para evitar la botella individual de plástico.

Asimismo, aconsejó el uso del transporte público entre los asistentes a un evento, caminar, usar autobuses que circulen con hidrógeno, electricidad o biocombustibles para reducir la emisión a la atmósfera de dióxido de carbono. Además, señaló al reciclaje de materiales como una de las prácticas a seguir, aunque en este aspecto deben ayudar los recintos donde se celebran los eventos poniendo contenedores adecuados a una distancia razonable.

También se pueden reciclar los stands de una feria para otra, alquilarlos e, incluso, donar los bolígrafos, papel, moquetas, bolsas o comida a colegios, centros geriátricos u ONG. Además, se debe eliminar la impresión de folletos en papel para ofrecerlos en formato multimedia, bien a través de Internet o mediante CD.

Por otro lado, el director técnico del Hotel Rey Juan Carlos – Palacio de Congresos de Catalunya, Luis Jordán, explicó la política de su compañía en cuanto a eficiencia energética. Además de los procesos de renovación de instalaciones para reducir el consumo, como los que han hecho ahora cambiando las calderas, cuentan con un sistema que permite reutilizar el excedente de energía de gas para el calentamiento del agua sanitaria o para el aguda de las piscinas.

Ayudar con proyectos de desarrollo

Por su parte, el consultor de Sostenibilidad de Acción Natura, Stefan Esser, comunicó que hay que lo primero que hay que hacer en la organización de un evento es reducir el consumo de energía y de recursos, pero, si no se puede, hay que mitigar el impacto que se pueda causar. Algunos de los ejemplos para esta mitigación son los proyectos que se están realizando en algunos países en vías de desarrollo, como el proyecto para evitar la deforestación en Madagascar o la restauración de la Serra do Lucindo en Brasil.