www.nexotur.com

Orizonia lanza bajo la marca Smilo, lo que no es sino la división de receptivo con la que venían operando los turoperadores del grupo

La “expansión” se queda en un leve aumento del personal (5%) y sólo una nueva oficina en la Costa del Sol

miércoles 24 de septiembre de 2008, 01:00h

La Corporación Orizonia ha lanzado a bombo y platillo la marca Smilo, estructura ya existente para su actividad de receptivo, que ya venía siendo desarrollada a través de sus turoperadores. La “expansión” de la red de oficinas, que es uno de los objetivos, se salda con sólo una nueva en la Costa del Sol.

"Crecer en tiempos de crisis no sólo no asusta a Orizonia Corporación, sino que ésta parece ser la estrategia seguida por el grupo turístico español, como demuestra la creación de la marca Smilo". Este frase publicitaria, aportada por el departamento de Comunicación de Orizonia, “no es más que humo”, según coinciden en afirmar diversas fuentes del Sector. Con Smilo, lo que el grupo Orizonia lanza al mercado es sólo una nueva marca, aunando la actividad ya existente en el receptivo del grupo, que hasta ahora era desarrollada por sus turoperadores. En la actualidad, los servicios de receptivo de Orizonia Corporación gestionan un volumen anual de 1,26 millones de pasajeros y están presentes en los principales destinos turísticos mundiales, como España, el Caribe, Latinoamérica, Egipto, Francia, Reino Unido e Italia.

Con la creación de la marca en exclusiva para esta actividad, dirigida por Eduardo Zamorano, Orizonia pretende no sólo "consolidar las diferentes sociedades que hasta ahora venían dando servicios de receptivo", sino "establecer nuevas relaciones comerciales con clientes —turoperadores, mayoristas y especialistas en MICE, entre otros— tanto europeos como de USA y Canadá, ajenos a Orizonia", según explican desde el departamento de Comunicación de la Corporación. No obstante, y para cubrir un mercado tan amplio, el grupo turístico tan sólo ha ampliado en aproximadamente un 5% el número de empleados, orientados la mayoría de ellos hacia las áreas de "dirección, ventas, organización y e-business", indican desde Orizonia. Si bien, hay que señalar, que la actividad de receptivo requiere, principalmente, de personal en los destinos destinados a la gestión y la organización de los turistas, como guías y conductores de transfers, entre otros.

Tan sólo una oficina más en la Costa del Sol

Asimismo, otro de los objetivos del grupo turístico, con la unificación de la actividad de receptivo en Smilo, es "expandir nuestra red de oficinas receptivas a nuevos destinos dentro y fuera de España". Si bien es cierto que tan sólo se ha abierto una oficina en la Costa del Sol, "desde donde se dirigirán todas las operaciones de la Península", apuntan desde el departamento de Comunicación. No obstante, aseguran que "en los próximos meses tenemos previsto abrir oficinas en varias zonas turísticas de la costa española, como Cataluña, Levante y Andalucía, así como en Madrid y Barcelona". Nada dicen de las aperturas en aquellos países en los que la actividad de receptivo está más desarrollada, aunque sí que hay un proyecto de apertura "en uno de los países de la cuenca mediterránea" y otro "en una ciudad europea".