www.nexotur.com

Futura considera ‘imposible’ cumplir el plazo propuesto por Aviación Civil para presentar un plan de viabilidad

Gecas retira a Futura los 15 aviones que hasta ahora mantenía en régimen de alquiler con la aerolínea

jueves 11 de septiembre de 2008, 01:00h

La compañía aérea Futura parece estar cada vez más lejos de reflotar en el panorama aéreo actual. Tras la suspensión de pagos, la compañía aérea hace frente ahora a la retirada de parte de su flota, haciendo que sea casi imposible cumplir el plazo propuesto por Aviación Civil para presentar un plan de viabilidad.

La insostenible situación por la que atraviesa Futura parece no tener fin. Al anuncio de suspensión de pagos proclamado por la dirección de la aerolínea a comienzos de semana, hay que sumarle ahora la retirada de la ‘confianza’ por parte de uno de sus principales inversores. Es el caso de Gecas, compañía propietaria de las 15 aeronaves alquiladas a Futura y que desde ayer han sido retiradas. Es por todo ello que el presidente de la compañía de vuelos chárter, Román Pané, asegura que es "muy difícil" cumplir con el plazo propuesto por Aviación Civil para la presentación de un Plan de Viabilidad, cuya fecha límite es mañana.

Asimismo, esta situación puede pasar factura a los empleados de la compañía, ya que alrededor de unos 850 trabajadores fijos podrían perder su empleo "si la situación no mejora", sostiene Pané. En este sentido, el presidente del comité de empresa de la aerolínea, Alejandro Juárez, asegura que "probablemente se está viviendo el inicio de la liquidación de la empresa". No obstante, Juárez añade que la cúpula directiva de Futura les ha expresado que se contempla la posibilidad de que existe un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Soluciones alternativas

En cualquier caso, no todo parece estar perdido. Representantes de la compañía Pegasus, una de las interesadas en comprar Futura, están en conversaciones con los directivos de la aerolínea para sus posibilidades de sacarla adelante. Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero también ha mostrado su voluntad de ayudar a los trabajadores en el caso de que así se lo hagan saber. Rivero sostiene que si se produce una "interpelación, habrá diálogo". Al respecto, anuncia también que estará en contacto con el responsable del Ejecutivo canario en materia de transportes, Juan Ramón Hernández, para "atender cuanto antes la situación", ya que "cualquier empresa en riesgo de dejar a trabajadores en la calle merece toda la atención del Gobierno".