www.nexotur.com

INFORME SECTORIAL

El crecimiento cercano a cero de los ingresos de las cadenas medianas impulsará procesos de concentración

Las cadenas medianas se acercan al momento actual con un nivel de deuda "próximo a 8 veces el EBITDA anual"

jueves 04 de septiembre de 2008, 01:00h

El crecimiento nulo de los ingresos de las cadenas con una facturación entre 20 y 50 millones de euros y otros factores como el deterioro del margen EBITDA medio provocará una concentración en empresas "con una mayor capacidad de inversión en calidad y notoriedad de marca", según OnetoOne.

El informe elaborado por OnetoOne a partir de los datos de 38 cadenas hoteleras nacionales que se han dividido entre grandes y medianas basándose en la facturación muestra que los ingresos medios de las primeras —con una facturación entre 50 y 250 millones de euros— crecieron el 11% anual desde 2003 a 2006 mientras que, en el caso de las medianas, este incremento fue del 3%, una cifra "en línea con la inflación" que supone "un crecimiento cero".

De estos resultados se extrae la conclusión de que el tamaño es "una clara ventaja" que permite aprovechar las oportunidades de negocio "en un mercado en expansión", facilita "la compra de otras cadenas", aumenta la capacidad inversora en "aspectos críticos como calidad y tecnología" y se asocia a "una mayor notoriedad de marca", según la compañía asesora.

Otro de los valores en los que se aprecian las diferencias entre las cadenas medianas y grandes es la evolución del margen EBITDA o cash flow de explotación.
 
Así, el margen EBITDA medio de las primeras "sufrió un fuerte deterioro" entre 2003 y 2006 pasando del 22,7% al 16,5% mientras que las cadenas grandes "consiguieron frenar este deterioro" en un contexto de costes controlados pero "con tensiones en los precios por la sobreoferta de establecimientos y la competencia de destinos alternativos".
 
En este sentido, la consecuencia del diferencial en el crecimiento de ingresos y en la evolución del margen EBITDA entre las dos clases de empresas analizadas es que el EBITDA medio o cash flow medio de explotación de las cadenas grandes "se elevó un 24%" frente a "una disminución en el caso de las medianas del 20%", lo que significa "un claro síntoma de debilitamiento competitivo" según OnetoOne.

Deuda y rentabilidad

Por otro lado, la deuda media de las cadenas medianas en el año 2006 fue de 4,5 millones de euros con un crecimiento del esfuerzo financiero medio (medido por el ratio Deuda / EBITDA) entre 2003 y 2006 del 20,5% mientras que, en el caso de las compañías grandes, la deuda media ascendió a 20 millones de euros con un esfuerzo financiero medio que se incrementó un 7,1% en el mismo periodo.

Estos datos muestran, tal y como señala OnetoOne en el informe, que la fuerte liquidez en estos años "ha facilitado la financiación a bajo coste de las cadenas medianas" que se acercan a la actualidad con un nivel de deuda "próximo a 8 veces el EBITDA anual".

Con el último valor analizado en el informe, la rentabilidad media estimada del capital invertido o ROIC, ocurre lo mismo que con los anteriores: se produce un deterioro generalizado entre 2003 y 2006 pero éste es más acusado en las cadenas medianas.

Además, los datos de los últimos años han sido más elevados "sin duda" por el negocio patrimonial de muchas cadenas pero "en el contexto actual de enfriamiento inmobiliario" la rotación de activos y el negocio asociado se está haciendo más difícil por lo que adquiere cada vez más importancia "la gestión hotelera".

Por último, OnetoOne ha señalado que a esta ‘brecha’ entre las cadenas hoteleras medianas y grandes hay que añadir otros aspectos como la crisis de liquidez actual e inmobiliaria, la crisis de las economías europeas que afecta a la llegada de turistas extranjeros y los efectos del incremento del precio del petróleo en el Sector.