www.nexotur.com

La Cámara de Comercio de Zaragoza edita una guía con los requisitos legales básicos para crear una empresa turística

Dentro de las empresas turísticas se incluyen diversas categorías como hoteles, hostales o viviendas de turismo rural

miércoles 03 de septiembre de 2008, 01:00h

Este organismo ha elaborado un manual para explicar a los emprendedores qué condiciones deben cumplir para poner en marcha un negocio de tipo turístico, hostelero, relacionado con el comercio o los servicios, con la legislación básica y la documentación necesaria para su funcionamiento.

Esta iniciativa responde a "la necesidad manifestada por los emprendedores en lo concerniente a la información sobre legislación vigente que regula el sector de actividad en el que desean iniciar su empresa" y cada informe consta de un dossier informativo que recoge "los aspectos jurídicos más relevantes de cada tipo de negocio".

En este sentido, la Cámara de Comercio de Zaragoza ha manifestado que el resultado obtenido es un conjunto de documentos "de fácil entendimiento" que permite tener presentes "los requisitos legales que se deben cumplir a la hora de desarrollar una idea de negocio", orientándole "desde el principio sobre los requisitos mínimos exigibles que debe alcanzar".

Así, en cada manual se ofrece la legislación aplicable a la clase de negocio en cuestión junto con una exposición redactada y estructurada "de forma clara y de fácil comprensión" de los aspectos destacados de cada normativa.

En lo que respecta a los servicios y establecimientos turísticos, en los manuales se diferencia entre albergues, alojamientos turísticos al aire libre, hostales, hoteles, hoteles-apartamentos, pensiones, refugios, viviendas de turismo rural, agencias de viajes y empresas de turismo activo y de aventura.

Hoteles

En el caso de los hoteles, este organismo ha establecido diferentes categorías como la definición de los mismos, cómo se clasifican y los requisitos técnicos que corresponden a cada categoría de hotel, los trámites legales que deben realizarse para su apertura, la normativa básica aplicable o determinadas cuestiones concretas como los precios y las reservas, la renuncia a la estancia o apuntes básicos sobre camas supletorias y cunas.

Por último, en el apartado dedicado al turismo también hay un espacio dedicado a las viviendas de turismo rural en el que se recogen determinados aspectos como las condiciones que debe reunir el inmueble, cómo se clasifican los establecimientos o los distintivos que deben llevar en función de su categoría.