www.nexotur.com

REACCIONES AL PROCESO DE FUSIÓN ENTRE VUELING Y CLICKAIR

El resultado de la fusión de Vueling y Clickair genera cierta ‘incertidumbre’ en el Sector de las agencias

Desde AEDAVE apuntan que la nueva compañía aérea ‘va a necesitar mucho del canal de distribución minorista’

miércoles 09 de julio de 2008, 01:00h

La creación de una nueva aerolínea de ‘bajo coste’, tras el anuncio de la fusión entre Vueling y Clickair, es acogida con cierta "incertidumbre" por parte de las agencias de viaje. No obstante, "confiamos en que sigamos manteniendo las mismas relaciones que hasta ahora", señala el presidente de FEAAV.

Las reacciones al anuncio del inicio del proceso de fusión entre Vueling y Clickair no se han hecho esperar. En este sentido, el presidente de AEDAVE, José Manuel Maciñeiras, señala que existe una cierta "incertidumbre" sobre el futuro posicionamiento de la aerolínea resultante respecto a las agencias de viaje. No obstante, "esperamos y deseamos que sean las mismas que mantienen hasta ahora, tanto Vueling como Clickair", asegura a este Diario el presidente de FEAAV, Rafael Gallego.

En este proceso se pueden observar dos estrategias diferenciadas. Por un lado está Vueling, que "desde el comienzo ha ido buscando el apoyo de las agencias de viaje", asegura Maciñeiras. Y por el otro Clickair, que nació bajo la tutela de una gran aerolínea como Iberia, lo que la convertía en una compañía aérea "menos frágil" y "sin necesidad de buscar el apoyo de las agencias", continúa diciendo el presidente de AEDAVE.

Sin embargo, desde la experiencia que tenemos con ambas aerolíneas, "creemos que la nueva compañía va a realizar una apuesta decidida por el canal de las agencias", sostiene Gallego. En parte porque ambas han ido acercándose progresivamente a las minoristas como canal de distribución, tal y como demuestra su inclusión en el sistema de distribución de Amadeus.

Lo que parece seguro es que la aerolínea resultante "va a necesitar mucho del canal de las agencias de viaje para desarrollar su labor, porque aunque sea una compañía aérea muy fuerte —Vueling y Clickair transportan de forma conjunta más de 11 millones de pasajeros—, también va a necesitar ampliar su canal de ventas y distribución", sostiene Maciñeiras.

Temor a que se recorten rutas y frecuencias

También existe cierto recelo desde las organizaciones de consumidores. Aunque todavía no se ha diseñado la estrategia que va a seguir la nueva compañía aérea, tanto la Organziación de Consumidores y Usuarios de Cataluña (OCUC) como la Unión de Consumidores de Cataluña (UCC), ponen en tela de juicio el mantenimiento de las rutas de ambas compañías aéreas, previendo una posible reducción en el número de frecuencias. Gallego asegura que esta estrategia "sería perjudicial" tanto para aeropuertos como para las agencias. Por su parte, la Cámara de Comercio de Barcelona celebra la fusión de Vueling y Clickair, siempre y cuando tenga como objetivo "expansionar e impulsar" los vuelos desde la ciudad condal, como asegura su presidente, Miquel Valls.

En cualquier caso, todavía es pronto para hacer valoraciones sobre la nueva aerolínea de ‘bajo coste’, puesto que para su puesta en marcha, que previsiblemente tendrá lugar "a principios de 2009", según fuentes de Clickair, aún falta la elaboración de un informe de due diligence, así como la aprobación por parte de las autoridades de Competencia y el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).