www.nexotur.com

Tap inicia un proceso de recorte para intentar salvar la crisis por la que atraviesa la aerolínea

lunes 30 de junio de 2008, 01:00h

El brutal aumento del precio de petróleo, actualmente situado en 140 dólares por barril, ha hecho que la compañía aérea Tap duplique durante los cinco primeros meses del año, el coste previsto por combustible, superando los 100 millones de euros. No obstante, el presidente ejecutivo de la aerolínea, Fernando Pinto, ha señalado que "la empresa está mejor de lo que parece por los resultados obtenidos hasta ahora". Pero ha advertido de que "si no se hace nada, los beneficios registrados en 2007  —32 millones de euros—, pueden transformarse en pérdidas", y añade que "en un situación hipotética, podría alcanzar 150 millones de euros". No obstante, el número de clientes "se ha incrementado un 23,2%" desde enero a mayo, asegura Pinto.

Este es, sin duda, un momento "dramático", tal y como ha sido definida por su presidente. De hecho, como consecuencia, la aerolínea ya ha propuesto un plan de recorte previsto por la compañía aérea para la próxima temporada. Por otro lado, Tap niega encontrarse inmersa en un proyecto de fusión con la compañía aérea brasileña TAM y con Transportes Aéreos Angoleños (TAAG). Fuentes próximas a la operación aseguran, no obstante, que, de llevarse a cabo, el mayor obstáculo para la fusión de las tres aerolíneas es la prohibición de la que angoleña tiene de volar en el espacio aéreo europeo, por no cumplir las normas de seguridad exigidas por la Unión Europea.

Reducción de frecuencias

La aerolínea ya anunció un plan de emergencia, orientado a "minimizar" el incremento de los costes por combustible. Es lo que Pinto ha calificado como "medidas reales para una crisis sin precedentes". Entre ellas, la reducción del número de frecuencias en la temporada de invierno, adecuando, en cualquier caso, "la oferta a la demanda de cada destino de su red". Pero la crisis no sólo afecta a la oferta, sino que los trabajadores no van a ver cumplidas la promesa de aumento salarial para 2008. Al respecto, la aerolínea ya ha previsto iniciar un proceso de negociaciones con los sindicatos "con el objetivo de acordar otras medidas que contribuyan a minimizar la crisis", en palabras de Pinto.