www.nexotur.com

El 79% de los españoles afirma llevarse objetos de los hoteles ‘de manera habitual’ por considerarlos ‘incluidos en el precio’

Los jabones y los frascos de champú son los artículos favoritos mientras que los verdaderos ‘trofeos’ son los albornoces y las toallas

martes 24 de junio de 2008, 01:00h

La mayoría de los clientes españoles de los hoteles ‘confiesa’ que se lleva artículos de los establecimientos en los que se aloja, principalmente jabones y botellitas de champú, y lo justifica en que "está incluido en el precio de la habitación". Los británicos, por su parte, se muestran más cautos en este aspecto.

Todos los clientes españoles de hoteles reconocen haberse llevado artículos de un hotel y el 79% lo hace "de manera habitual" frente a un 89% de británicos que declara llevarse objetos "muy de vez en cuando" según una encuesta elaborada por la página web Hotels.com entre más de 1.300 usuarios de nuestro país y Gran Bretaña.
 
En este sentido, ninguna de las personas encuestadas en España se declara "completamente inocente" de este tipo de actos según Hotels.com mientras que, en el caso de los británicos, un 11,3% de los clientes de hoteles sí afirma "no haberlo hecho nunca".

Respecto a los artículos más ‘demandados’, éstos son los jabones y las botellitas de champú tanto para los españoles como para los británicos y a continuación se sitúan los costureros —que se llevan el 53% de los ingleses y el 42,9% de los españoles— y las zapatillas de baño —con un porcentaje del 28,1% en el caso de los ciudadanos de nuestro país y un 11,3% de los británicos—

Los ‘trofeos’

De la misma forma, los productos más ‘codiciados’ son los albornoces y las toallas, aunque sólo un 7,1% de los españoles se lleva las toallas y un 3,6% los albornoces, frente a un 3,2% y un 0,8% respectivamente en el caso de los clientes de Gran Bretaña.

Por último, el sentimiento de culpa es "prácticamente inexistente" para los dos ya que un 57% de los españoles considera que este tipo de objetos están incluidos en el precio de la habitación frente a un 26% de los británicos.