www.nexotur.com

El Gobierno canario impedirá que la planta turística pueda convertirse en residencial

jueves 29 de mayo de 2008, 01:00h

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, anunció ayer dos iniciativas para el proyecto de Ley de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Ordenación del Turismo. Berriel aseguró al pleno del Parlamento que estas dos iniciativas del Ejecutivo regional no chocan con la ley de administraciones sobre la propiedad. Además, Berriel dijo que la planta alojativa turística de Canarias está "obsoleta", lo que ha propiciado que muchos espacios se hayan convertido en residencias "arrastrando a esta situación a zonas comerciales y a sus respectivos entornos".

Para evitar esta situación, el consejero dijo que se promoverán dos modificaciones que permitan ganar en plantas hoteleras para esos espacios turísticos, así como la propuestas de que se promueva la segregación.
En este punto explicó que muchas de las ocupaciones son fruto de que las construcciones turísticas fueron hechas sobre suelos residenciales y turísticos con lo que no se ha podido evitar que se ocupen como residencia tras haber perdido el "interés" como espacio turístico.

"Se invertía en adquirir unidades alojativas, no con mentalidad empresarial, sino de propietario, que alternaba la cesión para la explotación turística por temporada, con el uso como segunda residencia. Berriel explicó que estas medidas se enmarcan en el interés del Ejecutivo de responder a la necesidad de formular un nuevo modelo de desarrollo turístico, acorde con la gran relevancia de este sector económico y las demandas del mercado turístico internacional.

Berriel también especificó que el otro pilar en el que se sustenta el anteproyecto de Ley es la puesta en marcha de acciones dirigidas a la rehabilitación integral de establecimientos turísticos obsoletos, siempre que su categoría sea como mínimo de cuatro estrellas. Según establece el documento detallado hoy por el consejero canario, el titular del centro hotelero que se acoja a esta medida "tendrá derecho a la autorización de nuevas plazas alojativas, hasta un 50% más de las rehabilitadas, que podrá incrementarse en un 25% más por grado de categoría aumentado".