www.nexotur.com

Barceló asegura que Baleares seguirá siendo ‘referencia’ como destino ‘pese a la desaceleración económica’ actual

Un de los establecimientos de la cadena en Nicaragua ha sido embargado por el Estado por una deuda pendiente desde 2003

viernes 23 de mayo de 2008, 01:00h

El copresidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, ha mostrado su "optimismo" respecto a las previsiones relativas a la temporada alta, asegurando que "no hay motivos" para pensar que Baleares dejará de ser una "referencia" como destino para los turistas europeos, pese a la desaceleración económica actual.

El empresario mallorquín ha resaltado que la actividad turística del archipiélago ha aguantado "bien" las dificultades económicas a lo largo de los años, por lo que recomienda "tranquilidad" en cuanto a las previsiones para el número de visitantes que recibirán las islas el próximo verano.

"Es pronto para estar seguros de que la temporada será un éxito, ya que el momento económico general no es el mejor, pero hay que ser optimistas", subrayó durante la celebración de unas jornadas culturales en Mallorca. A su juicio, "deben tenerse" más en cuenta la cantidad de estancias que el número de llegadas, así como el gasto y la riqueza que generan los turistas cuando se instalan en las islas.

Embargo de un establecimiento en Nicaragua

Barceló se refirió también al embargo del Gobierno de Nicaragua sobre el único hotel que la cadena tiene en el país latinoamericano, a raíz de una orden judicial. El Grupo tiene contraída una deuda con este Estado desde 1993, cuyo valor ascendería a los 1,5 millones de dólares. Para el copresidente No se nos ha hecho llegar ninguna demanda pero la ganaremos si finalmente se produce", subrayó.

En este sentido, manifestó estar convencido de que la cadena hotelera cumple con todos los requisitos que se firmaron a principios de los años noventa en relación con el hotel, ubicado en la playa de Montelimar, a 65 kilómetros de la capital Managua.

En cuanto a la reforma del Hotel Formentor, a la espera de la concesión de licencia de obras, apuntó que hace varias semanas el proyecto fue presentado al Ayuntamiento de Pollença para que en las próximas semanas decida. "Entendemos que el Ayuntamiento quiera tomar todas las precauciones para confirmar que el proyecto está de acuerdo con la normativa urbanística del municipio", explica Barceló, quien subrayó que su pretensión es convertir la instalación en la "mejor" del Mediterráneo y que esté abierta no sólo en verano, sino también el resto del año.