www.nexotur.com

El nuevo hotel de cinco estrellas Aguas de Ibiza Spa & Resort ha contado con una inversión cercana a los 40 millones de euros

Los responsables de este establecimiento que abrirá en julio tienen previsto alcanzar una ocupación del 44% este año y del 58% en 2009

martes 06 de mayo de 2008, 01:00h

Este hotel de cinco estrellas superior es un proyecto de la familia Torres, que espera facturar dos millones de euros en 2008 y más de diez millones durante el próximo año, y su objetivo es convertir a la localidad de Santa Eulalia donde está situado "en un foco de atracción turística y empresarial".

Una parte importante de la inversión que se ha realizado en este proyecto consiste, según la empresa, en la implantación de "un ambicioso plan de sostenibilidad denominado ‘lujo sostenible’" basado en cuatro pilares fundamentales —"el ahorro de energía, su optimización, la generación energética y otras prácticas sostenibles"— con el que se conseguirá "un ahorro energético del 35%".

En este sentido, algunas de las prácticas sostenibles que se han implantado son un "sistema de climatización por condensación de agua", un "sistema de alto rendimiento de alumbrado con control de escenas", "lámparas de bajo consumo y luminarias LED" o la implantación de "barandillas fotovoltaicas" en el hotel.

Respecto a la estructura del complejo, el Hotel Aguas de Ibiza está situado en una superficie de 6.000 metros cuadrados, dispone de 112 suites divididas en categorías de lujo y máximo lujo y sus instalaciones están destinadas, según ha manifestado la compañía, a cuatro segmentos de clientes concretos: "vacacional, wellness, negocios e incentivos".

Además, uno de los objetivos es "posicionarse en el mercado como un nuevo concepto en el sector de la Hostelería —‘Med Chic Hotel’— aunando el máximo lujo con el valor tradicional mediterráneo y protegiendo el entorno".  

Segmento de negocios

Este establecimiento "ha prestado especial atención al segmento de negocios", según ha manifestado la empresa, creando un Centro de Alto Rendimiento Empresarial (CARE) con una superficie de 400 metros cuadrados y una capacidad máxima de 250 personas que está equipado "con la tecnología más vanguardista" como un sistema de videoconferencia, votación electrónica, pizarras electrónicas o mesas de trabajo domóticas.

En este sentido, el hotel ha indicado que la domótica "ha sido instalada en casi todas las dependencias del complejo" con el propósito de hacer "más cómoda y relajada" la estancia de cualquier huésped o visitante.

Por último, el propietario del establecimiento, Alberto Torres, ha afirmado que "en el marco del dinamismo de lo que la sociedad exige en la actualidad", el objetivo ha sido concebir un proyecto que se caracteriza por su "diversidad, prestigio e internacionalidad".