www.nexotur.com

CONTRA LA REVISIÓN DE LA DIRECTIVA SOBRE MEDIACIÓN DE SEGUROS

El endurecimiento de los requisitos para vender seguros tendría ‘nefastas consecuencias’ para las agencias

ERV advierte que la nueva directiva ‘podría significar que muchas agencias se quedasen fuera de la comercialización’

sábado 11 de enero de 2014, 01:00h
Manuel López, consejero delegado de Intermundial
Manuel López, consejero delegado de Intermundial

Las compañías de seguros de viaje muestran su preocupación por la propuesta de Bruselas de endurecer los requisitos para distribuir estas pólizas. Para Intermundial, "es uno de los mayores sinsentidos de los últimos años", mientras que ERV reconoce que "muchas agencias podrían quedarse fuera de la comercialización".

La revisión de la Directiva 2002/92 sobre Mediación de Seguros, en la que viene trabajando desde hace más de un año la Comisión Europea, mantiene en vilo no sólo a las agencias de viajes, sino a las propias compañías de seguros de viajes, que ven con preocupación el posible endurecimiento de los requisitos para vender dichas pólizas. Como adelantó NEXOTUR, la propuesta de Bruselas, respaldada por numerosos Estados miembros, incluye obligaciones adicionales para las empresas que distribuyan seguros de viaje.

Por ejemplo, recoge nuevos requisitos de conocimiento, capacidad y honorabilidad. No obstante, lo que más preocupa al Sector es la exigencia de un seguro de responsabilidad civil de casi 1,7 millones de euros a todas aquellas agencias que actúen como intermediarias, lo que tal y como reconoce la vicepresidenta de la Agrupación Europea de Asociaciones de Agencias de Viajes (ECTAA), Eva Blasco, supondría "el fin de la distribución" de estos servicios a través del canal de agencias.

Se pide la exclusión de los seguros de viaje de la Directiva

Según explica en una entrevista concedida a NEXOTUR el consejero delegado de Intermundial, Manuel López, "actualmente el boceto mantiene determinadas exigencias para la cadena de distribución de seguros que, de convertirse en definitivas, serán nefastas para todo el colectivo de la mediación". A su juicio, "obligar al empresario a asumir nuevas obligaciones y responsabilidades por una actividad que realiza como complemento a sus productos propios y dificultarle así ofrecer a sus clientes un mejor servicio, además de coartar previsiblemente el margen de sus comisiones, es sin duda uno de los mayores sinsentidos que se haya cocido en Europa los últimos diez años".

Por todo ello, López insiste en la importancia de mantener la exclusión de los seguros de viaje en el espectro de la Directiva de la Unión Europeo. En caso de no ser así, la nueva directiva implicará " la afectación de la competitividad, la pérdida de confianza de los clientes en agencia, un descenso de las ventas de seguros y mayores costes administrativos y técnicos de adaptación de los procesos de venta".

En los mismos términos se expresa la directora general de ERV Europea Seguros de Viaje, Ana Dueñas, que advierte de que "el endurecimiento de cualquier requisito para la venta del seguro, como propone la modificación de la Directiva sobre Mediación de Seguros, podría significar que muchas agencias se quedasen fuera de la comercialización al no poder hacer frente a los nuevos requerimientos". Si bien confía en que "el resultado final sea que se mantengan las excepciones a las agencias de viajes, ya que lo contrario supondría un duro golpe para este canal, clave en la distribución de seguros de viaje".