www.nexotur.com

SEMINARIO CELEBRADO EN LA EIBTM

El Capítulo Ibérico de ICCA y MPI debaten sobre el concepto de eventos ‘low cost’, ya afincado en el Sector

Esta filosofía se perfila como una solución a la hora de optimizar la rentabilidad de los eventos ante los recortes

jueves 28 de noviembre de 2013, 01:00h

El Capítulo Ibérico de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA) y MPI Spain han organizado un seminario en la EIBTM de Barcelona donde han debatido sobre el significado real de eventos low cost, un concepto ya afincado en el Sector y que se perfila como una solución a la hora de optimizar la rentabilidad de los eventos ante los recortes presupuestarios.

"¿Estamos low cost?". Con este juego de palabras arrancó la mesa redonda, cuyo objetivo fue tratar de distinguir el concepto ‘low cost’ aplicado a la organización de eventos, de otros tipos de dumpings o estrategias competitivas desleales que están actualmente perjudicando el mercado en general.

Percepción equivocada

En la mesa redonda intervinieron la directora de la agencia MdV, Marta Ventura; la directora de la División de Reputación de la Agencia Grey Spain, Montse Escobar; la directora comercial de PortAventura Business & Events, Laura Valdeolivas; y el director de Leading Sense, Ramzi Shuaibi. "Tenemos una percepción equivocada del low cost", recalcó Shuaibi, que señaló a Ryanair como el peor ejemplo de proveedor low cost que ha contribuido a asimilar este concepto con productos de pésima calidad. "El low cost trata de optimizar, reduciendo gastos y eliminando florituras para ofrecer precios supercompetitivos. Esto no significa sistemáticamente que se tenga que sacrificar la calidad", añadió.

Trajes a medida

Con unanimidad, los profesionales presentes en la sala admitieron haber tenido que adaptarse a las nuevas condiciones recesivas del mercado y a la presión presupuestaria de sus clientes. "Hacemos ‘trajes a medida’", explicó Laura Valdeolivas, "pero lo que no podemos hacer es ofrecer lo mismo de antes a menor precio". Experta en gestión de marcas, Montse Escobar observó que las empresas, por imagen, no quieren que sus clientes perciban que están recortando gastos y tratan de trasladar el peso del recorte a los proveedores. "Todas las marcas negocian. Yo defiendo el low cost siempre que quienes lo ofrecen sean compañías que han nacido con este concepto en su ADN; hay que ir a buscar —o no— el low cost al sitio adecuado", indicó.

Valor añadido

Sedes como la Universidad Autónoma de Barcelona, cuya representante, Assumpta Cros, se encontraba entre la audiencia de la sesión, potencian precisamente la austeridad y el valor de la propia reunión al trabajar con sociedades científicas que, si recortan en gastos superfluos (coffee breaks, fiestas de gala, etc.), no escatiman a cambio en productos o servicios que aporten un valor añadido a sus eventos. "Esta tendencia se va a quedar", advirtió Assumpta, una afirmación que reiteró también Marta Ventura, que cuenta con sociedades científicas entre sus clientes: "cada reunión es un mundo. Para nosotros, abaratar los precios significa permitir que todo el mundo pueda costear de su bolsillo su participación en nuestros eventos. Tenemos que seguir ajustando para poder seguir existiendo y crear negocios para todos".