Ir a versión MÓVIL

www.nexotur.com

LA RENTABILIDAD, EL TALÓN DE AQUILES DEL SECTOR

Gallego: ‘El gran enemigo de las agencias es la guerra de precios liderada por grandes redes y ‘online’’

‘No puedo demostrar que se haga ‘dumping’, pero viendo algunos precios se puede sospechar’, sostiene

lunes 30 de septiembre de 2013, 01:00h
Rafael Gallego preside CEAV.
Rafael Gallego preside CEAV.

"La rentabilidad continúa siendo el talón de Aquiles de las agencias de viajes". Así lo confirma el presidente de CEAV, Rafael Gallego, que lamenta que "la guerras de precios ha provocado que en ocasiones este Sector parezca un mercadillo". "O se cambia esto o más de alguno tendrá que reestructurarse o cerrar", advierte.

El presidente de CEAV, Rafael Gallego, se muestra especialmente crítico con "la guerra de precios indiscriminada", estrategia comercial que a su juicio "es el gran enemigo de las agencias de viajes". En declaraciones a NEXOTUR señala que la rentabilidad "sigue siendo el talón de Aquiles del Sector", si bien se muestra convencido de que "a medio plazo se recupere".

Aunque reconoce que no puede demostrar que en determinadas ocasiones hay agencias que trabajan a coste cero o por debajo de precio, sostiene que "se puede sospechar, viendo los precios de determinados productos, que en algunos casos hay dumping". Para Gallego, la guerra de precios, "encabezada por las grandes redes y las agencias online", ha provocado que "este Sector parezca en ocasiones un mercadillo". "O cambia esto o más de alguno tendrá que reestructurarse o cerrar", advierte.

El cliente ‘no puede ser un número’

En esta línea, el presidente de la Confederación explica que "no podemos dar la impresión de que influye más el precio que el destino". Así, considera que todo esto provoca que los consumidores piensen que "hay falta de profesionalidad cuando somos el Sector más profesional dentro de los servicios".

Para hacer frente a estas políticas comerciales, Gallego opina que la pequeña y mediana agencia de viajes "debe competir dando servicio". "El cliente no debe sentir como si fuese un número, sino que debe encontrar un asesoramiento", añade.