www.nexotur.com

Los hoteleros de la Costa del Sol refuerzan la formación de sus profesionales en materia de legionelosis de cara al próximo verano

AEHCOS imparte un curso sobre este parásito para que los servicios técnicos de los hoteles conozcan las medidas de prevención

jueves 10 de abril de 2008, 01:00h

La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS) junto con la Cámara de Comercio de Málaga ha celebrado durante cuatro días un curso sobre legionelosis con el objetivo de que los hoteles conozcan las medidas necesarias que tienen que adoptar según la ley respecto respecto a este tema.

Esta jornada se ha celebrado desde el día 1 al 4 de este mes y forma parte de los "cuatro ó cinco cursos que se imparten cada año sobre la prevención de esta enfermedad en toda la geografía de la provincia de Málaga", según ha manifestado a NEXOHOTEL el gerente de la Asociación, Antonio Aranda. En este caso, AEHCOS ha informado de que se ha registrado "un gran éxito de participación" y se han conseguido 25 nuevas certificaciones en legionelosis.

El curso, en el que han podido participar todos los asociados de la organización hotelera, ha tratado este tema por "su gran importancia para el Sector", según Aranda, quien ha añadido que los hoteles tienen que responder antes las inspecciones que se realizan desde el departamento de Sanidad, por lo que todos los servicios técnicos tienen que tener conocimientos sobre la materia.

De la misma forma, AEHCOS tiene previsto ofrecer a los asociados la posibilidad de participar en otros cursos sobre temas diferentes como marketing o inglés "en su afán por la formación y la calidad de sus establecimientos asociados".

Denuncia en un establecimiento malagueño

El pasado mes de febrero, un tribunal británico condenó a los turoperadores Thomson y Thomas Cook a pagar 2,5 millones de libras (3,6 millones de euros) a 790 turistas que resultaron intoxicados con legionella y otros virus intestinales durante su estancia en el Hotel Beach Club de Torremolinos (Málaga) entre los años 200 y 2003, según la prensa del país.

Aunque en un principio, ambos turoperadores negaron su responsabilidad y más tarde intentaron llegar a un acuerdo extrajudicial con los afectados aunque finalmente tuvieron que hacer frente a esta indemnización de la que también se hizo en parte responsable el propio establecimiento hotelero.