www.nexotur.com

Global Exhibition Centers gestiona desde el 1 de junio la Cúpula de las Arenas para organizar eventos singulares en Barcelona

Este espacio emblemático cuenta con un espacio diáfano de 2.598 metros cuadrados y una altura de 27 metros

jueves 13 de junio de 2013, 01:00h
Un montaje realizado en la Cúpula de las Arenas.
Un montaje realizado en la Cúpula de las Arenas.

La compañía Global Exhibition Centers (GEC), que gestiona entre otros espacios el Palacio de Congresos de Cataluña, se ha hecho con la gestión, desde el 1 de junio, de la Cúpula de las Arenas, un espacio emblemático en plena plaza de España de Barcelona, idóneo para la organización de eventos singulares.

La Cúpula de las Arenas cuenta con un espacio diáfano de 2.598 metros cuadrados absolutamente independiente del resto del edificio a una altura de 27 metros, lo que ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad.

El director general de GEC, Nacho Soler, y el presidente de la Cúpula, Óscar Monge, cerraron el pasado día 20 de mayo el convenio por el que Global Exhibition Centers se encargará de la gestión comercial y de operativa de este espacio único en Barcelona. Eloi Bayén continuará, como lo viene haciendo desde septiembre de 2011, desarrollando su función como director de operaciones de la Cúpula de las Arenas.

GEC inicia su gestión de la Cúpula de las Arenas como una actividad paralela a la gestión en el Palacio de Congresos de Cataluña, que desarrolla también desde abril de 2011. Para Nacho Soler, este es un paso más para cumplir el proyecto de expansión de la empresa para los próximos cinco años. "Con este gran edificio desarrollamos uno de los primeros objetivos de nuestra hoja de ruta de expansión. Gestionar uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona ampliará la cuota de mercado de GEC y nos da la posibilidad de sumar sinergias junto con el Palacio de Congresos de Cataluña", afirma Soler.

Espacio emblemático de Barcelona

La Plaza de Las Arenas forma parte de la historia viva de Barcelona. Inaugurado en 1900, este emblemático edificio ha sido protagonista del día a día de la ciudad condal, adaptándose con naturalidad a las distintas etapas que ha vivido Barcelona. De plaza de toros a escenario de mítines, hoy, el Centro Comercial Las Arenas y su Cúpula se configuran como un espacio de ocio al servicio del ciudadano, reforzando el vínculo entre el edificio y la capital catalana.