www.nexotur.com

La positiva evolución del negocio hotelero permite a Meliá Hotels International ganar 4,1 millones y anticipar un favorable verano

Incremento del RevPar global se debe en más de un 80% a la mejora de precios, destacando Latinoamérica y Caribe

lunes 13 de mayo de 2013, 01:00h

Meliá Hotels International ha cerrado el primer trimestre de 2013 con un beneficio atribuido de 4,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 12% con respecto al mismo trimestre de 2012. Los ingresos alcanzaron los 292,5 millones de euros, un 3% menos, mientras la compañía consiguió reducir sus gastos en un 4,7%.

Dicha reducción excluye los alquileres, que suben por la incorporación de dos nuevos hoteles y el impacto en renta de una operación realizada de sale & lease back, y se logra gracias a las medidas de contingencia y al nuevo enfoque estratégico de equilibrar los recursos para potenciar los mercados más dinámicos.

Para Meliá, la saludable evolución del negocio hotelero global—con un incremento medio del RevPAR (Ingreso Medio por Habitación) del 5,4%, atribuible en más de un 80% a mejora de precio— explica ampliamente los resultados del grupo, ya que, como indica su vicepresidente y consejero delegado Gabriel Escarrer, "nuestra creciente presencia internacional, sumada a la exposición a mercados emisores alternativos, compensan la caída en la demanda en España, y la saludable evolución del negocio hotelero internacional —con incrementos del 5,4% del RevPAR en el primer trimestre— apuntan al cumplimiento de las expectativas para el año 2013".

De manera especial, Meliá valora como un éxito su estrategia de potenciar el segmento premium en su expansión, como se ha puesto de manifiesto en los grandes hoteles abiertos en los últimos meses, como los dos resorts Paradisus en Playa del Carmen (La Perla y La Esmeralda) o los  hoteles ME London (diseñado por Norman Foster)  y Gran Meliá Roma —sobre una antigua Villa del Gianicolo, sobre la ciudad del Vaticano—. Todo ello representa un punto de inflexión para la compañía, que considera haber demostrado tener productos, y capacidad estratégica y operativa, para dar el salto cualitativo en materia de precios al que aspira, fundamentalmente,  con sus marcas de lujo Paradisus, ME by Meliá y Gran Meliá.

Expansión internacional y previsiones

Meliá ha anunciado el pasado viernes la incorporación de un nuevo hotel en Lima (Perú) que confirma su vocación de crecer conforme lo hacen los nuevos países emergentes, con un turismo también emergente tanto doméstico como outbound.

En su vocación de crecer mediante fórmulas poco intensivas en capital (asset lighter), la compañía informa que el 100% de los hoteles firmados en el actual pipeline corresponden a contratos de gestión o alquiler variable.  En el presente año, Meliá ha conseguido la incorporación de un hotel cada tres semanas, con un total de siete hoteles firmados, con 1.776 habitaciones, que dan un pipeline total de 45 hoteles y 13.505 habitaciones en estos momentos. El 94% de estas habitaciones se encuentran fuera de España y el 91% pertenecen al segmento upscale, mientras que el 57% pertenecen a los llamados "mercados emergentes".

El plan de expansión de la compañía mantiene el balance de su portfolio entre hoteles vacacionales (51%) y urbanos (49%). En este último segmento se sitúan así las recientes aperturas producidas durante 2013, de los dos primeros hoteles de la marca Innside en España: Innside Madrid Génova e Innside Madrid Luchana, y en el ámbito vacacional, también en España, la del resort Meliá Atlántico Isla Canela, en Huelva.

En cuanto a la previsión para todo el año, Meliá mantiene su pronóstico de un incremento de un dígito medio en el RevPAR, explicado primordialmente por precio y apoyado por la evolución de Latinoamérica y Caribe y en especial, el extraordinario posicionamiento de los resorts recientemente abiertos en Playa del Carmen (México): Paradisus La Perla y Paradisus la Esmeralda.