www.nexotur.com

Eugenio de Quesada informa al Príncipe Felipe de la ‘Isla de Basura’ en audiencia en el Palacio de La Zarzuela

Don Felipe recibe al Foro para la Sostenibilidad Medioambiental

lunes 18 de marzo de 2013, 01:00h

El Príncipe de Asturias fue informado de la situación actual de la llamada ‘Isla de Basura’, situada al norte del Océano Pacífico, por Eugenio de Quesada, presidente de Futuralia, en la audiencia concedida en La Zarzuela el martes 13 de marzo al Comité Organizador del Foro para la Sostenibilidad Medioambiental del Turismo.

El presidente de Futuralia, Eugenio de Quesada, con S.A.R. el Príncipe Felipe.
El presidente de Futuralia, Eugenio de Quesada, con S.A.R. el Príncipe Felipe.

Ante medio centenar de líderes del Empresariado Turístico de España, convocados por el Grupo NEXO, entre los que se encontraban presidentes de Confederaciones sectoriales como Rafael Gallego o empresarios como Juan José Hidalgo, el Príncipe de Asturias conoció de primera mano las conclusiones de Futuralia.

Tras una decena de intervenciones de ponentes y empresarios, Eugenio de Quesada informó a Don Felipe de que “en el Océano Pacífico emerge una gran ‘Isla de Basura’, formada por más de tres millones de toneladas de residuos, que fuentes científicas elevan ya a seis millones, y cuya superficie equivale a un tercio de Europa. Un problema de gran importancia, que afecta al Turismo".

De Quesada alerta de que “la capacidad de regeneración de los océanos comienza a verse superada por los cada vez más elevados niveles de contaminación que produce el hombre”, apuntando como “un claro ejemplo de ello la llamada ‘Isla de Basura’, también denominada ‘sopa de plástico’, situada en el giro oceánico del Pacífico norte”.

“Este gigantesco basurero flotante se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y de otros desechos, atrapados por las corrientes marinas rotativas”, revela De Quesada, quien denuncia que “varios estudios demuestran que un gran número de peces, aves y mamíferos de la zona donde se encuentra la ‘Isla de Basura’ ingieren plásticos, provocándoles en muchas ocasiones la muerte, y afectando indirectamente a los humanos, a través de la cadena alimenticia”.

“Además, esta acumulación de residuos atrae a muchos insectos que utilizan la superficie para depositar sus huevos, alterando el balance natural del ecosistema”, según datos recogidos por Futuralia, “aunque, tal y como se demostró en 2009, además de en el Pacífico, también el Océano Atlántico alberga otra enorme concentración de basura”.

Para De Quesada, “la gran ‘sopa de plástico’ del Pacífico se ha convertido en el mayor vertedero del planeta, y en la evidencia del poder contaminante del ser humano sobre su entorno, como consecuencia de las prácticas no sostenibles”. Y el interrogante que se plantea el Sector es: “¿Cómo puede afectar la existencia de la ‘Isla de Basura’ al Turismo?”

El director del Programa de Desarrollo Sostenible del Turismo de OMT, Luigi Cabrini, ponente en dos ediciones de Futuralia, reconoce que "nos encontramos ante un problema de gran importancia, que afecta a los ecosistemas marinos y, por ende, a la sociedad y al Turismo". El Turismo de sol y playa, dependiente de las costas oceánicas y marinas, es el más demandado, por lo que la contaminación del agua de las playas, puede afectarle muy especialmente.
 
Desde la Organización Mundial del Turisamo se advierte de que "si no se toman medidas para controlar y evitar el crecimiento de esta masa de residuos, la ‘Isla de Basura’ podría tener consecuencias muy negativas para el Turismo".

No obstante, según el presidente de Futuralia, "todavía estamos a tiempo de frenar esta catástrofe natural, que tendrá mayores probabilidades de ser combatida con éxito, cuanto más rápida sea la reacción internacional".

Futuralia ha constado que grupos de científicos de diversas partes del mundo están estudiando distintas formas de retirar los residuos del mar, “lo cual no es tarea fácil, teniendo en cuenta que el plástico no es biodegradable y que va fraccionándose en trozos cada vez más pequeños”.

Desde la Dirección de Turismo Sostenible de la OMT se reclama que, "además de buscar soluciones para esta catástrofe, se ataque el problema en su origen: la enorme cantidad y mala gestión de los residuos generados en la tierra", de donde procede el 80% del material de la ‘Isla de Basura’ del Pacífico.

A este respecto, "la gestión de los residuos debiera ser también una prioridad para el Sector Turístico", apunta el presidente de Futuralia, quien aboga por “una mayor sensibilización tanto de los turistas como de las empresas del Sector sobre la grave amenaza que representa la ‘Isla de Basura’. De ahí la incorporación de este tema a Futuralia y interés de su Comité Organizador por informar directamente a su presidente de Honor, el Príncipe Felipe, que mostró un gran interés por el asunto.

Un informe sobre el Turismo en la Economía Verde, elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), revela que cada turista internacional que visita Europa genera alrededor de un kilogramo de residuos sólidos al día, alcanzándose los dos kilos por persona y día en Estados Unidos. El documento de la ONU muestra cómo el Turismo puede afectar a la calidad del agua a través, por ejemplo, del vertido de aguas residuales no tratadas. Incluso en destinos maduros, como ocurre “en muchas poblaciones costeras de varios países del Mediterráneo, el vertido directo de los hoteles de aguas residuales no tratadas, sigue siendo una práctica habitual", según revela el Programa de Desarrollo Sostenible del Turismo de la OMT.

“La extraordinaria capacidad que tienen los océanos, mares y ríos para ‘digerir’ y reciclar residuos orgánicos, ha convertido las grandes masas de agua en el gran vertedero común desde la antigüedad, reconoció De Quesada en su intervención ante Don Felipe, para advertir a continuación que “los mares y océanos están llegando al límite de su capacidad de carga y, sobre todo, empiezan a ser incapaces de ‘digerir’ los ingentes vertidos de plásticos y materia inorgánica”.  

Por ello, Futuralia (en línea con la OMT) aboga por reducir el impacto negativo del Turismo, requiriendo “una acción combinada por parte de los destinos (con implicación directa de las Administraciones turísticas locales) en colaboración con el Sector Turístico”. Para el Comité Organizador del Foro, “el objetivo debiera pasar por implementar prácticas de gestión medioambiental, tratando y depositando adecuadamente los residuos, e implementando planes de compra sostenible, para adquirir solo suministros provenientes de fuentes sostenibles".

Según un estudio de la ONU, "la disminución en los niveles de generación de residuos mejoraría el rendimiento financiero del sector privado, y una mejor gestión de residuos crearía nuevas oportunidades de empleo, y aumenta el atractivo del destino".

Aunque es evidente que aún queda un largo camino por recorrer, cada día existe una mayor sensibilización respecto a la sostenibilidad del Sector Turístico. "Tanto empresas como turistas”, según coincidieron en expresar en La Zarzuela los líderes de las Organizaciones empresariales del Sector turístico, “somos cada vez más conscientes de la necesidad de respetar y proteger el medio ambiente y el bienestar de las poblaciones locales".

A este respecto, en los últimos años estamos asistiendo a un cambio en los patrones de consumo de los turistas, como han puesto de manifiesto en Futuralia grandes turoperadores europeos y españoles. En suma, “la decisión de compra del turista y, por tanto, las contrataciones de los principales turoperadores, está cada vez más influenciadas por consideraciones de sostenibilidad medioambiental", reconoció De Quesada, para quien, “afortunadamente, los turistas y operadores turísticos influyen cada día más en la necesaria preservación del entorno natural. Y en este vital objetivo han de contar con el decidido apoyo de las Administraciones Públicas y del Sector Turístico de los destinos”. Un propósito al que sirve Futuralia y todos quienes trabajan en pro de la Sostenibilidad Medioambiental del Turismo.