www.nexotur.com

El grupo TravelStore señala que el AVE tiene que mejorar para atraer más a los clientes corporativos

Un limitado sistema de reservas de Renfe y las escasas infraestructuras de Adif son algunas de las deficiencias que encuentra

lunes 31 de marzo de 2008, 01:00h

El grupo TravelStore —agencias de viajes especializadas en el segmento corporativo— afirma que el tren de alta velocidad debe mejorar mucho para que atraiga cada vez a más clientes de negocios. A pesar de las deficiencias, reconoce que el AVE tiene aspectos positivos para este tipo de viajeros.

Algunas de las ventajas que ofrece el AVE, por ejemplo, frente a viajar en avión, es que "todo el tiempo del viaje es útil para trabajar, mientras que en avión no", afirma el director general del grupo para España, José María Cánovas del Castillo. Asimismo, también destaca la "mayor puntualidad y comodidad y la reducción de los tiempos complementarios del viaje, como son los desplazamientos y las esperas".

Pero también comenta algunas deficiencias que, según Cánovas del Castillo, dificultan que el tren de alta velocidad sea más utilizado por el cliente de empresa. "El AVE es un buen medio de transporte, pero el nivel de infraestructuras de Adif no está a la altura. En horas punta las instalaciones de las estaciones no absorben el volumen de tráfico de pasajeros que se genera".

Además, considera que el espacio de aparcamiento disponible en las estaciones es escaso y también el número de taxis. Estas carencias, afirma el ejecutivo, pueden suponer "un serio obstáculo" en el futuro cuando la línea del AVE Madrid-Barcelona tenga más tráfico.

Sistema de reservas

Por otro lado, TravelStore considera que el sistema de reservas de Renfe es muy rígido y, por lo tanto, dificulta el acceso al cliente corporativo. En este sentido, el grupo manifiesta que emite ahora más billetes del AVE en papel que electrónicos debido a que en la reserva del billete electrónico no se puede elegir asiento. "Esto hace que el pasajero se lleve desagradables sorpresas, como viajar contra el sentido de la marcha o separado del grupo con el que viaja", añade Cánovas del Castillo.

Para finalizar, TravelStore comenta que "las aerolíneas y los GDS han tardado varios años en conseguir un sistema de reservas eficiente adaptado al viajero, mientras que Renfe no cuenta todavía con este know how y sus avances para disponer de un sistema de reservas similar al de las líneas aéreas se están desarrollando de un modo muy lento".