www.nexotur.com

SIN EL APOYO DE LAS AGENCIAS, NDC NACERÁ MUERTO

¿Aerolíneas contra agencias?

El enfrentamiento de IATA con las agencias se traslada a los GDS, a los que pretende sustituir mediante NDC

lunes 14 de enero de 2013, 01:00h

Nunca las compañías aéreas habían estado tan alejadas de las agencias. Al principio, por la reducción progresiva de la comisión por la venta de billetaje. Después, por la eliminación de la remuneración y la creación del service fee, para que fuera el cliente quien pagase a la minorista por gastos de gestión.

Por último, por su visceral apuesta por la venta directa, entendida como alternativa (frustrada) para sustituir la venta intermediada. Y siempre, apoyándose en la persistencia de un sistema de pago como es el BSP, en el que los intereses de IATA, el poderoso lobby de las aerolíneas, se anteponen sistemáticamente a los de su gran fuerza de ventas, las agencias.

Superada la neurosis obsesiva que nubló durante años el buen juicio de los lobbistas del transporte aéreo, instalados en la errónea convicción de que la mejora de su rentabilidad pasaba por eliminar la intermediación, sustituyéndola por la venta directa en la Red, las compañías han descubierto que no sólo no han podido eliminar a la agencia como intermediaria, sino que hay un nuevo eslabón esencial para la comercialización del producto aéreo: los sistemas globales de distribución (GDS), que ellas crearon. Y, paradojas del destino, hoy son ‘sus’ otrora GDS, los nuevos enemigos a batir por parte de las compañías aéreas.

Para lograrlo, el elefante blanco de lobby aéreo es el nuevo sistema de distribución en el que trabaja para sustituir a los GDS, denominado New Distribution Capability (NDC). Pero el principal escollo es que, para implantarlo en las minoristas, IATA necesita el apoyo de los agentes. Y quien siembra vientos, recoge tempestades. De ahí que la Agrupación Europea de Asociaciones de Agencias de Viajes (ECTAA) lamente, a través de su vicepresidenta, la española Eva Blasco, que "la transparencia del proyecto sea nula".

De hecho, para la también directora de Relaciones Internacionales de CEAV, "las informaciones que vamos recibiendo sobre el proyecto son parciales, limitadas y, lo que es aún más grave, sin que se nos clarifique cuál es el objetivo último que se persigue".

Aunque no resulta difícil deducir que detrás de NDC hay una estrategia de sustitución de los GDS, empezando por Amadeus. Una sospecha que preocupa a ECTAA, ya que, aunque "IATA insiste en que no se pretende puentear a los GDS", apunta Eva Blasco, "tanta insistencia nos lleva a pensar si no es éste uno de sus objetivos fundamentales" del proyecto.

La denuncia de las agencias, tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos, se centra en que el nuevo sistema de distribución de IATA, "muy posiblemente, restringirá y limitará la competencia". De ahí que, en el ámbito europeo, ECTAA haya mantenido contactos con los responsables de Competencia y Transportes en la Comisión Europea, para llamar su atención sobre las múltiples zonas oscuras que el proyecto plantea. Y en el mismo sentido está actuando en Estados Unidos la influyente Asociación Americana de Agencias de Viajes (ASTA), ante las autoridades antimonopolio, y es que sin el apoyo de las agencias, NDC nacerá muerto. Y esto es algo que IATA debiera tener muy presente.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.