www.nexotur.com

Asintra teme que Renfe pueda vender billetes por debajo de coste el próximo año con la aplicación del nuevo sistema tarifario

La federación solicita transparencia en sus cuentas para conocer las subvenciones que recibe del Estado

viernes 28 de diciembre de 2012, 01:00h

Asintra alerta de que la nueva política tarifaria de Renfe podría "afectar muy negativamente a otros medios de transporte". La federación considera que con este cambio la compañía ferroviaria podría llegar a vender por debajo de coste al adoptar una estrategia comercial similar a la de las aerolíneas.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado que Renfe presentará en enero las nuevas tarifas para el AVE.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado que Renfe presentará en enero las nuevas tarifas para el AVE.

La Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros (Asintra) alerta de que Renfe podría incurrir en dumping (vender por debajo de coste) con el nuevo sistema tarifario previsto para el AVE, con el que pretende ofrecer billetes más asequibles. La entidad, que cifra en hasta un 70% la rebaja prevista por la compañía ferroviaria para 2013, considera que podría "afectar muy negativamente a otros medios de transporte, como el autobús".

La federación también demanda "transparencia en las cuentas de Renfe". Con ello pretende conocer "la imputación de la subvención que la Administración General del Estado otorga a la compañía ferroviaria para que preste las obligaciones de servicio público, así como los resultados de cada una de las líneas de negocio".

Una estrategia comercial que fracasó en Alemania

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció la pasada semana que Renfe presentará en enero las nuevas tarifas para el tren de Alta Velocidad (AVE). Según apunta Asintra, el sistema de tarifas que pretende aplicar es el mismo que ya están utilizando las compañías aéreas: "adaptar el precio del billete a la demanda y a lo que está dispuesto a pagar el viajero". Con esta forma de operar, utilizada en Francia y que fracasó en Alemania, Renfe pretende incrementar la ocupación y obtener más rentabilidad".

Asimismo, la federación entiende que la compañía ferroviaria se podría estar preparando para competir con los nuevos operadores ferroviarios que entrarán en el mercado gracias a la liberalización de este medio de transporte, además de hacer frente al resto de medios de transporte. A día de hoy, el tren de Alta Velocidad se ha hecho con el dominio de rutas como Madrid-Barcelona o Madrid -Valencia, donde cuenta con una cuota de mercado del 51% y del 80%, respectivamente.