www.nexotur.com

La planta solar del Palacio de Congresos de Málaga evita la emisión de 46 toneladas de CO2 a la atmósfera en su último año

La institución malagueña promociona y potencia la gestión medioambiental y el uso racional de la energía

viernes 28 de diciembre de 2012, 01:00h

La planta solar fotovoltaica del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (Fycma) ha evitado la emisión de 46 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera en su último año de funcionamiento, generando 170.000 kilovatios hora (kwh) de energía limpia. Para que el medio ambiente absorbiera esta cantidad habrían sido necesarios 15.500 árboles.

Estos datos, que han superado los resultados obtenidos en periodos anteriores, han permitido a la entidad malagueña contribuir a conseguir un consumo energético cada vez más basado en las energías renovables. Para ello, Fycma cuenta con un ‘huerto solar’ de 100 kw que genera electricidad utilizada para su funcionamiento, reduciendo así el consumo y aumentando su eficiencia energética. Fue el primer recinto ferial y congresual andaluz en incorporar una planta solar de estas características en 2008.

"La apuesta del Palacio por las energías renovables ha supuesto la incorporación de diversas iniciativas en la búsqueda del respeto por el entorno que le han permitido posicionarse en el panorama internacional como sede de eventos sostenibles", ha resaltado la concejala del Área de Economía, Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Málaga, María del Mar Martín.

Al respecto, cabe señalar que Fycma posee la certificación de calidad UNE-EN ISO 14001 —concedida por AENOR— que garantiza que la entidad gestiona de forma sostenible los recursos naturales y minimiza los riesgos ambientales. A su vez, en 2012, ha recibido el certificado conforme a la norma ISO 16001 que acredita el trabajo realizado y el compromiso contraído por el recinto con la eficiencia y la gestión adecuada de la energía consumida.

Promoción de la gestión medioambiental
 
Así, la institución malagueña promociona y potencia la gestión medioambiental y el uso racional de la energía a otros colectivos como clientes, proveedores, sociedad y administraciones; además de difundir la política ambiental energética a todo el personal y al público para la implicación en todas las actividades de la organización. "Estas iniciativas suponen un valor añadido para la capital malagueña en su apuesta por mejorar la eficiencia energética, reducir los impactos ambientales y la contaminación para consolidarse como una de las smart cities más importantes del país", ha destacado la edil.

Junto a la planta solar fotovoltaica, Fycma ha establecido una serie de medidas que permitan mantener y mejorar los buenos resultados en materia de calidad y sostenibilidad como la adhesión al Proyecto Smartcity para el estudio de redes inteligentes, la instalación de isletas soterradas para la recogida selectiva de residuos o su plan de ahorro de papel y reciclaje.