www.nexotur.com

HIDALGO VUELVE A DEMOSTRAR SUS ARRESTOS EMPRESARIALES

Nace el mayor grupo turístico español

La venta de Orizonia es un paso de gigante para Globalia, y un flagrante caso de la peor manipulación informativa

miércoles 12 de diciembre de 2012, 01:00h

Globalia compra Orizonia. Tras varios meses de incertidumbre —que hacían temer al Sector que se produjese un segundo caso Marsans—, el futuro de Orizonia se ha despejado: finalmente será Globalia, la corporación que preside Pepe Hidalgo, la que integre este gran conglomerado de empresas.

Ante todo, resulta sorprendente la falta de rigor del consejo de administración, presidido por Fernando Conte, al utilizar la frustrada negociación con Barceló para justificar el impago de las nóminas, cuando —según hizo público el grupo Barceló— las negociaciones ya se habían roto.

Más chocante todavía es la pretensión de Barceló de hacerse con el control de Orizonia haciendo una quita del 90% de la deuda con los bancos y una aportación en efectivo que no aseguraba su futura viabilidad.

Pero lo que ya resulta inaceptable es la campaña que se ha orquestado desde Palma, plagada de difamaciones e insidias (a través de comentarios en digitales sectoriales), para justificar la salvación de Orizonia por parte de oportunistas pescadores en río revuelto. Una campaña en la que, siempre desde el anonimato, se ha insultado y estigmatizado a los actuales directivos, para preparar la entrada de los nuevos propietarios, que han llegado al dislate de llegar a tomar posesión antes incluso de formalizar la compra.

Paradójicamente, los mismos que (desde el anonimato) daban la bienvenida al tándem Barceló-Subías, haciéndose lenguas de su aportación a la libre competencia, son quienes tildan ahora de "monopolio" al grupo resultante de la suma de Globalia y Orizonia, exigiendo al Servicio de la Competencia que impida que se formalice esta operación.

La toma de control de Hidalgo sobre Orizonia tiene, pese a sus interesados detractores, un efecto benéfico para el conjunto del Sector Turístico, al asegurar una gestión eficiente a un grupo que estaba a la deriva, y amenazaba con un nuevo gran fiasco empresarial.

Tanto o más preocupante, para los agentes de viajes independientes y las mayoristas, era la previsible guerra de precios del frustrado grupo propiedad de Barceló, dirigido por Subías, que amenazaba con depauperar las ventas en Semana Santa y el verano de 2013.

Hidalgo vuelve así a demostrar sus arrestos empresariales (sin riesgo no hay negocio), demostrando su inteligencia y sangre fría, y ganando la partida en última instancia, con una negociación en la que Simón Pedro y Subías han sido sus teloneros.

Y se han equivocado de plano quienes ya daban por amortizados al consejero delegado de Orizonia, José Duato (que continuará en el macrogrupo) y su equipo.

Pero, sobre todo, la venta de Orizonia evidencia la manipulación de quienes —siempre desde el anonimato, pero con un interés más que evidente—, descalificaban a Globalia como comprador por hacer un ERTE en Halcón, tras ensalzar a Barceló ...que había hecho lo mismo.

NEXOTUR se reafirma en su rechazo a dar cabida en sus diarios digitales a rumores, insultos y descalificaciones, realizadas desde la impunidad que da el anonimato, y su compromiso con la información rigurosa y contrastada. No todo vale para conseguir audiencia.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.