www.nexotur.com

PRIMERA FASE YA REALIZADA

Placa al Mérito Turístico para Meliá por su proyecto Calviá Beach Resort de reconversión de un destino maduro

Ha supuesto un estímulo de desarrollo económico y social para el núcleo turístico de Magaluf, en Mallorca

lunes 12 de noviembre de 2012, 01:00h

Por primera vez, el Consejo de Ministros ha concedido una ‘Placa al Mérito Turístico a la colaboración público-privada para la modernización de destinos maduros’, en reconocimiento al proyecto de Meliá Hotels International de reposicionamiento turístico de Magaluf.

La decisión se aprobó el pasado 8 de noviembre, a propuesta del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Estos galardones son condecoraciones nacionales de carácter honorífico, creadas en el año 1962. La categoría en la que ha resultado premiada la compañía hotelera es de nueva creación, y se otorga a aquellas instituciones o empresas que se hayan distinguido en la colaboración con el sector público para realizar actuaciones de modernización en destinos maduros, con el objeto de incrementar su calidad, accesibilidad e imagen y volver a reposicionarlos en el mercado mediante la aportación de un valor añadido diferencial.

Así, el plan de actuación de Meliá Hotels International y sus socios para Magaluf (uno de los destinos más populares de Mallorca, desarrollado en los años 60), bajo el proyecto Calviá Beach Resort, se ha convertido en referente de la viabilidad de proyectos privados que, como éste, apuestan por reinventar la oferta turística obsoleta e impulsar la sostenibilidad económica y social del destino en colaboración con el sector público.

Proyecto de ‘Interés Autonómico’

El proyecto Calviá Beach Resort fue declarado de ‘Interés Autonómico’ en 2011, obteniendo así el apoyo del Gobierno Balear y el Ayuntamiento de Calviá, que ha sido clave para la agilización de los trámites administrativos y para estimular la inversión en un marco de mayor seguridad jurídica. Gracias a ello, ha sido posible la renovación de varios establecimientos hoteleros ubicados en primera línea de playa y la creación de nuevos negocios de oferta complementaria, como Nikki Beach Mallorca, la última versión de la famosa marca global de ocio y hospitalidad lifestyle NIkki Beach, el primer centro de ocio de olas artificiales en Europa, Wave House, o la tematización de un hotel con atracciones familiares como el Sol Katmandú Park, que han permitido no solo una mejora de imagen, sino también la captación de nuevos mercados, la creación de nuevos puestos de trabajo y un aumento de la rentabilidad turística de la zona.

Las próximas fases del proyecto contemplan nuevas actuaciones como la peatonalización de un bulevar que unirá la primera y segunda líneas de mar, la mejora del entorno comercial y urbano y el cambio de uso de algunos establecimientos, para adaptarlos a las nuevas demandas del turismo del siglo XXI.

Para el máximo ejecutivo de la compañía, Gabriel Escarrer, "este reconocimiento viene sin duda a fortalecer nuestra apuesta por la renovación de un destino que, por su enorme potencial, y por la importancia de la actividad turística para la población local, merece una segunda oportunidad".