www.nexotur.com

CAÍDA EN LAS RESERVAS

Los Hoteleros de Madrid muestran su preocupación por la 'imagen negativa' de las recientes manifestaciones

En lo que va de año, las pernoctaciones de extranjeros han disminuido un 7,9% respecto a 2011 y un 20% en agosto

lunes 08 de octubre de 2012, 01:00h

La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) alerta de las graves consecuencias que están teniendo para la imagen internacional de la Comunidad los altercados y manifestaciones que se producen a diario en la capital.

En los últimos días, los hoteles de Madrid han recibido numerosas cancelaciones de turistas que tenían prevista su visita y son continuas las llamadas desde el extranjero pidiendo información sobre las noticias que aparecen en los medios internacionales.

El presidente de la AEHM, Carlos Díaz, afirma que “en una situación de crisis como la que sufre actualmente el hospedaje madrileño, la única solución que tenemos, para evitar cierres de hoteles, es recuperar el turismo de negocios y potenciar el turismo internacional y, con la imagen que se está proyectando, estamos haciendo justo lo contrario”.

Esta circunstancia se produce en un momento en el que el sector está atravesando una complicada situación ya que, según datos del INE, las pernoctaciones totales en Madrid (españoles y extranjeros) han descendido en lo que va de año un 4,98% respecto al pasado año, haciéndolo en mayor número el turismo internacional que ha descendido un 7,90%. Por otro lado, en el mes de agosto la ocupación de los hoteles de la Comunidad de Madrid ha sido únicamente del 48,00%, dato que contrasta de forma elocuente con otras ciudades españolas y europeas, como es el caso de Barcelona, que ha alcanzado el 88% de ocupación en el mismo mes de agosto.

Imagen de inseguridad

“Una parte importante de ese descenso”, opina el Presidente de la AEHM, “hay que achacarlo a la imagen de inseguridad que traslada una ciudad en la que diariamente se producen manifestaciones, aprovechadas descaradamente, por una minoría, para ocasionar altercados y perturbar la vida pacífica de la ciudad de Madrid”.

Los hoteleros coinciden también en la petición de la alcaldesa, Ana Botella, a la Delegación del Gobierno de autorizar con suma prudencia las manifestaciones, de forma que no perjudiquen la economía del conjunto de los ciudadanos.