www.nexotur.com

Air France admite formar parte del estudio que está realizando la Comisión Europea sobre posible pacto de precios

La CE acaba de iniciar un proceso de inspecciones sorpresa a diferentes aerolíneas de la Unión Europea por posibles fraudes

jueves 13 de marzo de 2008, 01:00h

Air France ha confirmado estar siendo investigada por la Comisión Europea (CE) por un posible fraude en el establecimiento de precios. La CE inició el pasado lunes una investigación a diferentes aerolíneas europeas, por posibles "cártel de precios" y "fraudes a la competencia".

Air France ha afirmado, a través de un comunicado, que está siendo investigada por la Comisión Europea (CE). La CE ha iniciado un proceso de inspección por el que está analizando la posible "existencia de acuerdos ilegales en la concentración de precios en los billetes aéreos de rutas entre Europa y Japón".

La inspección a Air France se enmarca en una medida iniciada el pasado lunes por la CE, cuando comenzó unas inspecciones por sorpresa en las oficinas de la compañía aérea Lufthansa en Franckfurt, al sospechar que se pueden estar llevando a cabo acuerdos en la implantación de precios en las rutas con terceros países, como puede ser Japón. Asimismo, la CE informa que la investigación también se está llevando a cabo en las sedes de otras compañías aéreas comunitarias y japonesas.

En el caso de la compañía alemana, la Comisión explicó que "el Ejecutivo comunitario tiene información según la cual varias compañías aéreas europeas, entre ellas la propia Lufthansa y otras japonesas, habrían vulnerado las reglas comunitarias de competencia, al pactar los precios de los billetes de avión entre Europa y Japón".

Investigaciones a otras compañías aéreas

En el caso de Ryanair, la aerolínea de ‘bajo coste’ irlandesa está siendo investigada formalmente por el acuerdo de provisionamiento que mantiene en el aeropuerto de Bratislava. Según explica la CE en un comunicado, el aeropuerto "favorece a Ryanair mediante la reducción de tasas aeroportuarias tanto para destinos existentes como nuevas rutas previstas".

Las inspecciones sorpresa son el primer paso de las investigaciones sobre cárteles. La Comisión ha precisado que el hecho de que se lleven a cabo no significa que las compañías afectadas "sean culpables de un comportamiento anticompetitivo". De la misma forma que no prejuzga el resultado final de la investigación, explica un comunicado de la CE.