www.nexotur.com

Las aerolíneas advierten de que las tasas aéreas podrían subir un 8% en 2013, lo que a su juicio sería ‘desproporcionado’

ALA confirma que el incremento de este año se ha recurrido debido a ‘las anomalías e irregularidades’

jueves 20 de septiembre de 2012, 01:00h

Las aerolíneas muestran su temor ante la posibilidad de que las tasas se incrementen un 8% en 2013. Asimismo, según apunta ALA, se seguirá recurriendo el incremento de 2012 ante las autoridades europeas hasta que respondan a su reclamación, al entender que tenía que haberse dado "un proceso con transparencia y negociación".

La Asociación de Líneas Aéreas Españolas (ALA)  advierte de que la subida de las tasas aéreas en 2013 podría rondar el 8% (IPC más cinco puntos), una subida que considera "desproporcionada teniendo en cuenta los aumentos registrados en años anteriores". El gerente de la Asociación y presidente del Comité de Aerolíneas Operadoras (AOC España), Juan Luis Burgué, muestra su rechazo a un nuevo incremento y asegura que, "aunque se están pagando todas las facturas", se está recurriendo la subida del 18,9% de las tasas aeroportuarias en este año ante todos los organismos europeos competentes.

En su intervención en una jornada organizada por EasyJet, ha asegurado que el aumento aplicado en 2012 "ha tenido consecuencias muy negativas" para las aerolíneas, que durante la temporada de verano han realizado "120.000 operaciones menos" y han perdido 4,5 millones de pasajeros. Además, sus previsiones "no son muy positivas", estimando un descenso de la actividad del 6% o 7%. "En el proceso productivo aéreo intervienen tres agentes fundamentales: navegación aérea, gestión aeroportuaria y las compañías aéreas", señala Burgué. Por ello, considera que "las responsabilidades tienen que ser proporcionales y consecuentes en todos los aspectos que llegan al producto final".

Sobre la subida aplicada en 2012, el gerente de ALA confirma que está recurrida ante la Comisión Europea debido a que el procedimiento estuvo "lleno de anomalías e irregularidades" porque "no se respetaron los plazos, no se presentó una documentación fundamentada y sobre todo no se planteó ningún proceso de negociación". En su opinión tenía que haberse dado un proceso con "transparencia, equivalencia, negociación y arbitraje" que no se ha producido. No obstante, confía en que las autoridades europeas terminen dándoles la razón.

ALA defiende la seguridad del transporte aéreo

Por otro lado, Burgué ha hecho hincapié en que actualmente "es seguro volar con cualquier compañía aérea en España", mostrándose convencido de que la autoridades españolas "están controlando la situación", respecto a los últimos incidentes protagonizados por Ryanair. "Si no cumpliese la normativa seríamos los primeros en estar planteando un conflicto importante de viabilidad por nuestra parte", argumenta el gerente de ALA, afirmando que no se entendería que ninguna compañía aérea pudiera poner deliberadamente en peligro su propia existencia.

Además subraya que el Ministerio de Fomento tiene capacidad para desautorizar operaciones de vuelos si considera "que no se están haciendo con el rigor suficiente". "Cuando Fomento planteaba que iba a tomar acciones probablemente confundió el concepto licencia con el concepto permiso de operación", considera. Así, aclara que si bien la eliminación de la licencia corresponde al país de origen de la aerolínea, "efectivamente el Ministerio sí tiene capacidad para autorizar o no determinadas operaciones de vuelo si es que considera que no se están haciendo con el rigor suficiente".