www.nexotur.com

Un tercio de agencias menos

A la pérdida de más de 3.000 puntos de venta en cinco años podría seguir una oleada de nuevas aperturas

jueves 20 de septiembre de 2012, 01:00h

Adaptarse a la contracción de la demanda. Las agencias emisoras españolas sufren, como cualquier otra actividad, la depresión del consumo. Más de una cuarta parte de nuestras agencias de viajes han cerrado sus puertas, en el último lustro, dejando al Sector por debajo de las 8.000 tiendas.

El indicador más fiable del que dispone el Sector, el barómetro de Amadeus, cuantifica la magnitud de la contracción sectorial. Los más de 9.100 puntos de venta adscritos en 2007 al GDS líder, quedarán reducidos a 6.400 cuando acabe 2012. Proceso que podría agravarse aún más si, como se prevé, las grandes redes optan por "redimensionar" su volumen de oficinas en los próximos meses. Cierres que contrastan con el auge de aperturas fuera de España.

En suma, el Sector ha perdido un tercio de puntos de venta en los últimos cinco años, conforme la crisis económica avanzaba. El hecho de que la cifra global de facturación no haya descendido en esta proporción, revela la gravedad de la pérdida de rentabilidad que sufre la intermediación, a causa de la continua caída del margen que domina esta actividad.

El Sector, que aún da empleo a más de 50.000 agentes, de acuerdo con los datos de afiliación a la Seguridad Social, mantiene sin embargo su hegemonía en las ventas, pese a la presión de la venta directa en Internet y el auge de las agencias online. Es más, el parón de facturación afecta, por vez primera, a las ventas en la Red, que están viendo cómo se ralentiza el crecimiento, tan constante como exponencial, que venía caracterizando a las ventas online.

Pero, ¿dónde están esos miles de agentes de viajes que han perdido su trabajo durante estos cinco años? Máxime cuando el crecimiento del paro ha impedido, en gran parte, que puedan recolocarse en otro empleo. Aunque en no pocos casos se trate de infraempleo, un buen número de profesionales se han reconvertido en autónomos y, gracias a las facilidades que da la tecnología, trabajan desde su domicilio en aquello que mejor saben hacer: vender viajes.

Muchos profesionales aguardan, a la espera de tiempos mejores, el regreso al Sector. Mientras, cuidan su cartera de clientes, se forman, colaboran con agencias, y ofrecen soporte a servicios de venta telefónica y online.

La hipótesis más probable es que, tras perder un tercio de su tamaño, el Sector vuelva a crecer cuando la recuperación del consumo lo permita. La desregulación de la actividad y la flexibilidad que ofrece la transposición de la Directiva Bolkestein a los reglamentos autonómicos, ha abierto nuevas vías a los empresarios y profesionales, que se suman a las nuevas posibilidades de teletrabajo que brinda la tecnología.

El Sector cuenta con un formidable capital humano —aunque parte permanezca en stand by— que busca la oportunidad de volver y aprovecha para reciclarse.

Es probable que en 2013 continúe la sangría de agencias, pero también es previsible que, si el consumo se recupera mínimamente, a partir de 2014 la reapertura de puntos de venta vuelva a ser una (feliz) realidad.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.