www.nexotur.com

ESTUDIO DBK BALNEARIOS

El volumen de negocio en los establecimientos hoteleros con 'spa' creció un 11% durante el pasado 2011

Las estaciones termales pierden un 2% de volumen de ingresos, afectadas por la debilidad del mercado nacional

viernes 07 de septiembre de 2012, 01:00h

Los 740 hoteles con spa y centros de talasoterapia registrados en España alcanzaron un volumen de negocio de 3.250 millones de euros, un 11% más que en 2011, gracias al aumento de la demanda extranjera y la incorporación de tratamientos termales en establecimientos hoteleros ya existentes, según el estudio que acaba de publicar la consultora DBK.

El apunte negativo lo aportan las estaciones termales, según la consultora, que vieron reducida su facturación total en 2011 hasta los 250 millones de euros, lo que supuso un descenso del 2,0% respecto a la cifra del año anterior. La mala coyuntura económica y la debilidad del consumo de los hogares explican la disminución de la demanda de las estaciones termales. Este hecho, no obstante, se vio parcialmente compensado por el crecimiento de la actividad correspondiente al Programa de Termalismo Social del Imserso.

Los otros establecimientos orientados al turismo de salud y bienestar, incluyendo hoteles con spa, centros especializados en salud y bienestar, y centros de talasoterapia, facturaron un total de 3.250 millones de euros en 2011.

El dinamismo de la demanda extranjera y la tendencia de incorporación de spas en hoteles ya existentes explican el crecimiento del negocio de estos otros establecimientos, que en 2011 se aceleró hasta el 10,9%.

La prestación de servicios de salud y bienestar aportó unos ingresos totales de 350 millones de euros en 2011, correspondiendo 90 millones a las estaciones termales (el 26% del total) y 240 millones al grupo de otros establecimientos (74%).

Malas expectativas para 2013

El volumen de negocio de las estaciones termales se reducirá en torno a un 4% en 2012 y alrededor de un 2% en 2013, penalizado por la caída del gasto de las familias españolas y la previsible contracción del presupuesto público destinado a programas de termalismo social. Por su parte, los ingresos de los hoteles con spa, centros de talasoterapia y especializados en salud y bienestar disminuirán también ligeramente en el bienio 2012-2013, en torno al 1% anual. El mantenimiento de tasas de variación positivas en la demanda extranjera permitirá compensar la caída del segmento nacional.

En julio de 2012 operaban 115 estaciones termales, 105 de ellas con alojamiento propio, mientras que las diez restantes carecían de oferta de alojamiento. Algunas estaciones cuentan con más de un establecimiento hotelero, de forma que la oferta global estaba compuesta por 129 establecimientos hoteleros, con capacidad para albergar a 18.730 huéspedes.

Tras crecer notablemente en la década anterior, en los últimos años se aprecia un estancamiento de la oferta de estaciones termales, ya que el deterioro de la coyuntura y las dificultades de financiación han frenado los proyectos de construcción. Los cinco primeros operadores de estaciones termales registraron una cuota de mercado conjunta en 2011 del 23,5% en este mercado, en tanto que los diez primeros superaron el 36%.

Aunque a menor ritmo que en años anteriores, continuó aumentando el número de otros establecimientos dedicados al turismo de salud y bienestar, incluyendo centros de talasoterapia, centros especializados en tratamientos de este tipo, y hoteles con spa en general. En julio de 2012 se contabilizaban 740 centros, situados mayoritariamente en Canarias y Andalucía, y con una capacidad hotelera total de unas 188.000 plazas.