www.nexotur.com

Los ecologistas aseguran que la correcta gestión ambiental de las actividades náuticas generaría unos 8.000 millones de euros

La campaña 'Embarcate' de WWF, anima a visitantes, empresas y administraciones, a un Turismo 'sostenible'

miércoles 29 de agosto de 2012, 01:00h

Disfrutar del 'sol y playa' no está reñido con el respeto hacia el medio marino, según creen los organizadores de 'Embarcate'; una campaña de la Asociación WWF, que cierra este mes tras haber navegado por la costa española recogiendo firmas y concienciando a visitantes, empresas y entidades públicas, de la necesidad de un Turismo "más ecológico, que podría generar unos ingresos de hasta 8.000 millones anuales".

Al menos así lo cree Miguel Murcia, coordinador de la campaña, que ha recorrido las costas de Almería, Murcia y Alicante durante este último mes en el catamarán solar de la Organización. Y es que la ONG quiere llamar la atención sobre la "desprotección" que sufren algunas áreas marinas, especialmente en la costa de Levante, y que ahora corren aún más peligro debido a la falta de atención de las Autoridades por la escasez de fondos para crear, ampliar, o gestionar las actuales reservas marinas.

Precisamente, una de las principales áreas que la organización ecologista busca proteger es la de Cabo Tiñoso, cercana a la Bahía de Cartagena, cuyo proyecto inicial comprendía 22.000 hectáreas protegidas y de la que el Gobierno regional sólo tiene entre sus planes catalogar como reserva el 5% del total. Y aunque la crisis económica mantiene paralizado el proyecto a día de hoy, la Organización continúa su labor de "concienciar e informar" sobre las posibilidades de un modelo turístico compatible con el cuidado de estas áreas.

Avistamientos y pesca artesanal

Uno de los ejemplos prácticos de esta compatibilidad es la empresa Cetáceos y Navegación, ubicada en la localidad de Mazarrón, y que lleva diez años dedicándose a las salidas turísticas para la observación de mamíferos marinos. Embarcados en el Karyam, una goleta turca de madera adquirida por la empresa, diez "afortunados" visitantes navegan durante una semana con el objetivo de avistar a mamíferos y aves marinas, entre otras actividades.

"En nuestras aguas viven cinco clases de cetáceos (entre los que se encuentran delfines y calderones) además de las ballenas y cachalotes que cada temporada cruzan nuestras aguas hacia las zonas de cría", asegura la bióloga de la empresa, Tuca Moral. "El resultado final de la experiencia para los turistas" continúa Tuca, "no es sólo el hecho de ver animales sorprendentes en su medio, sino el mayor respeto y el conocimiento del entorno que se llevan".

Otra de las fuentes de riqueza que propone la Asociación ecologista es potenciando el 'Turismo pesquero' para que, tanto visitantes como pescadores tradicionales, "pongan en valor" una actividad muy desconocida, pero a la vez "ligada al respeto y el conocimiento del medio", como explica a este Diario el pescador Miguel Hernández, tras más de 50 años "en la mar".

En la actualidad, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se encuentra estudiando la posibilidad de regular la actividad, para que los visitantes puedan embarcar junto a los pescadores tradicionales para conocer, de 'primera mano', los pormenores de esta actividad.